Oct 20

No es raro que los gestores ignoren o no tracen políticas sólidas de gestión de stocks. La reserva de productos y materia prima de una industria revela informaciones valiosas y que van más allá de la calidad o del tipo de mercadería. Gerenciar el stock correctamente puede evitar muchos perjuicios, paradas en la producción, caída de la productividad y de la calidad de sus productos.

Debido a la importancia de este sector en la industria, separamos los principales errores cometidos en la gestión de stock para que no caiga en las mismas trampas. ¡Véalos!

 

1. Mala gestión del inventario

El inventario es una relación de todos los productos, insumos y materias primas que están en su stock. Esta lista especifica el tipo de material, valor, cantidad y otras calificaciones importantes para su identificación. Si no tienes un inventario actualizado, en cada entrada y salida, no sabrá que está o no disponible para el uso.

Este es un documento que mantendrá su sector de compras organizado y permitirá que las compras a los proveedores sean hechas a tiempo, para que no sobre ni falte materia prima o cualquier otro tipo de material.

A pesar de ser tan importante, uno de los errores más comunes en la gestión de stocks es justamente tratar el inventario con negligencia, al no actualizarse o no seguir un estándar. Lo ideal es que la industria cuente con un sistema de gestión que automatice este control siempre que haya movimiento en el stock.

 

2. No utilizar la curva ABC

La curva ABC es una herramienta de gestión que clasifica la información según su importancia o relevancia en el negocio, o de acuerdo con sus impactos en la administración. Esta categorización es hecha de la siguiente forma:

  • Clase A: productos o materia prima más representativos, o sea, más importantes, o más utilizados, en la producción (son el 20% de los ítems de mayor valor y suman un 80% del valor de todo el stock).
  • Clase B: ítems intermedios y de valor promedio.
  • Clase C: ítems con menor representatividad o relevancia (representan un 30% de los ítems y un valor promedio del 10% del valor total del stock).

La metodología de la Curva ABC garantiza una mejor organización de stock y la definición de un estándar y rutina para la entrada y la retirada. De este modo, la empresa tiene dominio sobre lo que necesita reponer o no y cuando deben realizarse estas compras.

 

 

3. Dejar de hacer la previsión de la demanda

La previsión de la demanda es el proceso de anticipar la búsqueda de los productos o determinado ítem. Se trata de una suposición basada en datos e histórico de búsqueda y no de una suposición sin base.

No hacer esta previsión es uno de los errores de gestión de stocks que puede desequilibrar su reserva, o sea, hacerle comprar ítems en exceso o a menos.

Además, esta previsión ayuda a planear la producción y productividad en casos de demanda en exceso.

Para hacer esta anticipación, usted necesita hacer estudios de mercado y recolectar datos relevantes de sus sistemas de gestión.

No obstante, vale resaltar que esa es una estimativa para orientar sus decisiones, no un número exacto y concreto.

 

¿Ya ha leído estos artículos?

 

4. Desconocer el giro de los insumos

Calcular el giro del stock revela la velocidad en que los productos son renovados, o sea, el tiempo de permanencia en su reserva antes de utilizarlos. Este también representa un dato importante para orientar sus compras y planear su gestión de stock. Así, sabrá cuáles son los ítems y materias primas que necesitan reponerse con mayor o menor frecuencia.

El cálculo se realiza por medio de la siguiente fórmula: número total de ventas/volumen promedio del stock en el periodo analizado = giro de stock

 

 

5. No utilizar la tecnología

La industria textil necesita trabajar con ítems bastante específicos y en grandes cantidades. Difícilmente el control del stock será eficiente y acertado sin el uso de sistemas de gestión para el control y la automatización de los movimientos.

Por lo tanto, hacer el gerenciamiento manual es un error en la gestión del stock que puede desencadenar todos los problemas citados anteriormente, además de perjuicios y descontrol.

El almacén de una industria textil tiene relación directa con la productividad, la administración de costos y la competitividad de la empresa.

Por eso, estructure su gestión de stocks y determine políticas rígidas y de estandarización para el control de compras, de entradas y de salidas.

Un control de stock desactualizado hace difícil controlar el desperdicio. Y hablando de eso, descubra ahora cómo evitar el desperdicio en el ennoblecimiento textil.