Jun 27

Publicado originalmente el 2/6/2018 – Actualizado el 11/04/2019


Puede parecer que el tendido sea algo sencillo, ya que consiste en colocar la tela en capas para realizar el corte. Sin embargo, esta etapa es muy importante para que el corte y la confección sean hechos de modo adecuado.

En este artículo hablaremos sobre la preparación para el tendido en la industria de la moda y cómo puede optimizar este proceso en su confección. ¡Descúbralo!

 

¿Cuál es la importancia de un buen tendido?

Antes de que hablemos sobre cómo es posible perfeccionar la preparación para el tendido, es necesario comprender por qué este proceso requiere cuidado. Para empezar, la técnica debe ser hecha de forma correcta, de acuerdo con las orientaciones y necesidades de cada tejido.

Homem realizando o corte de tecido no enfesto.

Es durante esta etapa que se puede hacer una buena orientación del hilo y el alineado de orillos. Siendo así, es posible evitar que los defectos lleguen a las etapas de corte y confección.

 

¿Cuáles son los mejores tipos de tendido?

Existen diferentes tipos de tendido y deben ser escogidos de acuerdo con algunas características como: equipos disponibles, necesidades de producción, material textil utilizado, orientación del hilo, alineado de orillos, entre otras. Conozca ahora los principales tipos de tendido utilizados en las confecciones.

Tendido par

También conocido como acordeón o zigzag. En el tendido par las hojas son colocadas de la siguiente forma: derecho con derecho y revés con revés. La ventaja de este tendido es la velocidad, ya que resulta en dos partes de la pieza, una izquierda y también una derecha.

Tendido impar

Al utilizar este tendido es necesario volver al inicio de la mesa del tendido para recomenzar a extender la hoja siguiente, rindiendo apenas en una parte de cada pieza. Se suele usar para cortes asimétricos.

Derecho con derecho en sentidos opuestos

Telas que se deslizan fácilmente, como el terciopelo y el chenille, necesitan ser dispuestos con los sentidos en direcciones opuestas, iniciando en la misma extremidad de la mesa.

 

Esto evita el deslizamiento entre las caras y, consecuentemente, las fallas en el proceso del corte.

 

Además de saber qué tipo de tendido utilizar de acuerdo con el Manual de costurabilidad, uso y conservación de tejidos del Comité Texbrasil Decor, es necesario tomar algunos cuidados durante esta etapa.

Aquí separamos algunos de ellos, véalos:

  • No mezcle lotes ni matices de tela, pues esto puede resultar en tonos diferentes de telas tendidas. En el caso que sea necesario mezclarlos, hágalo con colores bien distintos para que no se confundan durante la confección.
  • El alineado de los orillos debe ser hecho con cuidado para que la tela pueda ser bien aprovechada. En el caso que se formen dobladuras o arrugas, existen grandes chances de que ocurran deformaciones que no podrán ser corregidas durante la etapa de la confección.
  • Es necesario comprender que el número de hojas o capas de tejido no está relacionado solamente a la cantidad de piezas a ser producidas. Debe ser considerada la altura del cuchillo de corte, la espesura del tejido, además de la habilidad del cortador.
  • Es necesario observar que cada tela es analizada separadamente, ya que algunas de ellas no tienen posiciones definidas por la dirección del pelo, brillo o estampados.

 

¿Cómo optimizar la preparación para el tendido?

No sirve de nada tomar todos los cuidados necesarios para un buen tendido, si la preparación no es realizada adecuadamente. Sin ella pueden pasar telas con defectos y fallas que perjudiquen la calidad de las prendas y causen desperdicios.

 

Con el retorno del alta de la producción, las empresas de confección confunden las pérdidas del proceso con los errores en los procesos.

 

De esta forma, un gran volumen de materia prima es perdido por falta de información.

De manera general, las empresas se preocupan por las medidas de las prendas listas/confeccionadas, sin embargo, no analizan la causa de los problemas, que suelen incluir variables en su materia prima.

Informaciones básicas de la materia prima son indispensables para una planificación/programación de tendido y corte en una confección.

Personas analizando gráficos de control de calidad
Un control de indicadores de calidad sobre la materia prima es fundamental para cualquier producción moderna.

Imagínese, ¿cómo las confecciones se beneficiarían si tuviesen las informaciones reales y estables (ancho, metros, área útil, gramaje, rendimiento) de cada rollo de tela que está en su stock de forma online?

¿Y si existiera la posibilidad de verificar las informaciones del stock y poder seleccionar el mejor rollo, con el mejor aprovechamiento para cada orden de corte? ¿Cuáles serían los beneficios si ya no fuera necesario recoger un rollo del tendido por defectos de fábrica y variación de medidas? Todas esas hipótesis ya son posibles.

 

¿Cómo funciona la preparación para el tendido en la industria 4.0?

A pesar de que el proceso actual de muchas confecciones todavía consiste en la compra del rollo de tejido para después basarse en las informaciones de la etiqueta generada por el fabricante, ya existen soluciones que perfeccionan este procedimiento.

Sin embargo, el propio fabricante aconseja relajar/descansar estos artículos para que vuelvan a su estado normal (sin estiramiento), por causa de la alteración en las medidas del tejido del rollo. Esto significa que tales medidas no son exactas y necesitan ser verificadas con mayor precisión para evitar fallas en los procesos.

Con la automatización de la preparación para el tendido, en el momento que los tejidos llegan a la confección pueden pasar por una Revisadora. Esta máquina hace el alineado del borde del rollo, analiza el tejido en busca de defectos y genera un informe conteniendo informaciones como clasificación de rollos e identificación de defectos.

También se puede utilizar una Lavadora de Muestras para determinar el porcentaje que se encoge un tejido de una forma más rápida y eficiente. Con ella, las pruebas que eran realizadas en 3 horas pasan a ser hechas en apenas 20 minutos. Además, solo se necesita una pequeña cantidad de tela para obtener los resultados.

Después, el tejido puede pasar por la Relajadora, que reduce el tiempo de descanso de la tela de 24/48 horas para solo unos minutos. Incluso elimina el proceso de tendido y enrollamiento de la tela encimada, además de informar el largo y el ancho real de todo el rollo.

Como resultado, el corte puede ser programado según las informaciones obtenidas, incluyendo largo y ancho útil. O sea, nada de desperdicios, ni prendas de segunda calidad, ni perjuicios.

Entender esta compensación es el primer paso para adecuarse al concepto de Industria 4.0, ya que, sin la tecnología adecuada y un plan personalizado para automatizar todo el proceso de control de calidad, relajamiento y recolección de las variables, es difícil tener las informaciones reales para una buena planificación.

Es importante resaltar que la alta tecnología en máquinas y la automatización industrial, optimizan las variables y permiten crear un banco de datos de extrema importancia para la rastreabilidad de la materia prima en las confecciones, dejando el proceso más seguro.

Muchas empresas en el exterior ya están transformando completamente sus líneas de producción y están adaptándose a la industria 4.0. Aquí en América Latina, algunas confecciones ya comienzan a automatizar sus procesos y gracias a los beneficios que trae, ya empiezan a obtener resultados. Siendo así, es importante estar atentos a las transformaciones del mercado para no quedarse atrás.

Si usted busca soluciones corporativas personalizadas, Delta Equipamentos ofrece las más eficientes del segmento. ¡Entre en contacto con nuestros consultores y aclare todas sus dudas!