¿Cómo reducir costos y aumentar la producción textil?

May 16

Aumento de la productividad y reducción de costos: ¿son estos los desafíos que deseas superar en la producción textil? Pues te decimos que es posible trabajar con estos dos escenarios.

Para ello, basta con actualizar las estrategias de gestión en base a las orientaciones que enumeramos en este contenido. A continuación, presentamos algunos consejos basados ​​en nuestra experiencia en el mercado que mejorarán tu productividad.

Eso es porque seguimos la producción textil de empresas en Brasil y América Latina. Por lo tanto, sabemos que estos son desafíos enfrentados por muchas empresas, especialmente en el escenario que estamos viviendo.

¡Así que sigue leyendo para ver lo que tenemos para compartirte sobre la optimización de gastos de la industria mientras aumentas la producción y la rentabilidad!

Para empezar, ¿sigues los indicadores de producción textil y OEE?

La forma en que mides y monitoreas los resultados de la producción textil se refleja en estrategias de gestión más asertivas.

Si deseas lograr una alta productividad y calidad en la producción textil, y aún así reducir los costos anticipando las necesidades del mercado, asegúrate de registrar y analizar toda la información de tu producción.

Y cuando hablamos de productividad y reducción de costos en la fabricación textil, debemos incluir en la discusión el cálculo OEE (Overall Equipment Effectiveness, es decir, Efectividad General del Equipo).

Este es un indicador importante del desempeño industrial. Y, siguiéndolo, tendrás a mano más datos e información sobre el comportamiento de la capacidad de producción, así como los costos de fabricación.

La relación entre el cálculo de OEE y la producción textil es que este indicador te ayuda a identificar los cuellos de botella que pueden estar relacionados con la calidad, el rendimiento y la disponibilidad de los equipos.

Por lo tanto, cuanta más información tengas a mano sobre el negocio y los activos, mejor podrás tomar decisiones y crear estrategias para reducir costos y aumentar la producción textil.

Recuerda que el OEE es solo uno de varios indicadores que debes monitorear en la industria.

¿Cómo afecta la eficiencia de la producción textil a la rentabilidad?

No es de extrañar que aumentar la producción textil y reducir los costos sean objetivos comunes entre los gerentes del sector. Esto se debe a que estos factores están directamente asociados con la eficiencia de la producción. Este concepto se refiere a aumentar la capacidad productiva utilizando menos recursos.

De esta forma, es posible evitar pérdidas, así como el desperdicio de insumos y aumentar la calidad de la producción textil. Por lo tanto, estas estrategias tienen un impacto directo en el aumento del margen de ganancia, ya que, además de los factores ya mencionados, contribuyen a una mejor experiencia de cliente y aumentan el valor añadido de los productos.

¡3 consejos para producir más y gastar menos!

¿Sabías que, además de desarrollar maquinaria y equipos textiles, Delta ofrece consultoría de ciclo de producción a sus clientes en todo Brasil y Latinoamérica?

Fue de estas experiencias que aprendimos estos consejos para aumentar la producción textil y reducir costos.

Por eso, compartimos estas orientaciones sobre posibles fallas que pueden ocurrir en tu industria y las soluciones para estas necesidades de la producción textil. ¡Descubre más!

  1. Invierte en la formación del personal

Primero, recuerda que tu producción textil está en manos de muchas personas. Por lo tanto, no son solo las máquinas y los equipos los que influyen en el aumento de la productividad y la reducción de costos, ni solo tus decisiones.

Los profesionales de la fábrica deben estar bien capacitados para cumplir con sus deberes de manera asertiva. Una forma de satisfacer esta necesidad es invertir en consultoría con profesionales experimentados en el mercado.

Esto ayuda a evitar errores y accidentes laborales, por ejemplo. Además, reduce los riesgos relacionados con el mal uso de activos.

Sin embargo, esto debería suceder con frecuencia, especialmente cuando se actualizan las tecnologías del piso de producción. Después de todo, esta desalineación entre empleados, maquinaria y procesos da como resultado el desperdicio de materias primas y recursos financieros, además de reducir la velocidad y la calidad del producto.

Finalmente, la formación es una forma de motivar al personal, ya que los empleados motivados son más productivos. Además de la capacitación, vale la pena invertir en mejoras, bonificaciones, planes de metas o incluso retroalimentación que contribuya a la creación de un buen clima laboral.

Los profesionales motivados son un 50% más productivos. Sin embargo, Brasil ocupa el tercer lugar en el ranking de nivel de compromiso, con solo el 16% de los profesionales que se consideran plenamente comprometidos con su trabajo.

  1. Optimiza tus procesos

Para incrementar la producción textil, es importante mejorar la velocidad de los procesos. Eso es porque, aquellos que producen más rápido entregan más rápido y se adelantan al mercado. De esta forma, es posible atender las demandas y mejorar la experiencia y la fidelización de los clientes.

Sin embargo, para ello también hay que tener mucho cuidado, ya que «la prisa es enemiga de la perfección». Así, el control del tiempo se convierte en uno de los principales retos de las industrias textiles. Sin embargo, existen muchas soluciones para superarlo.

El tiempo de producción, es decir, lead time, se puede mejorar a partir de un mapeo de procesos.

Al identificar el tiempo dedicado por la mano de obra y maquinaria en cada paso de la producción, es más fácil actuar. Ya hemos hablado de la capacitación del personal anteriormente, por lo que, para completar esta estrategia, es importante invertir en la gestión de la calidad, lo que se traduce en más agilidad.

En este sentido, evalúa si la materia prima que estás utilizando ayuda a evitar defectos, fallas o cuellos de botella, ya que esta es una causa común de retrabajo en la industria textil. Además, recuerda que la maquinaria obsoleta aumenta el tiempo de producción y puede dañar tu negocio.

¿Vamos a los ejemplos?

  • El proceso de reposo convencional puede resultar en hasta 48 horas de espera, mientras que tecnologías como la Relajadora de Tejidos RLX600 realizan la misma operación en minutos con resultados sorprendentes y confiables.
  • Y una lavadora de muestras más eficiente te permite reducir el desperdicio de tejido, con respuestas rápidas en las pruebas de cambio dimensional, entregadas en hasta 20 minutos.

Para completar este tip, recuerda contar siempre con el apoyo de un equipo técnico que pueda atender tus necesidades rápidamente, para no correr el riesgo de paros o retrasos en la producción textil por falta de servicio cuando lo necesites.

  1. Transforma tus resultados con la tecnología

Con la llegada de la Industria 4.0 a la producción textil, muchas industrias se están beneficiando del uso de equipos que automatizan las tareas, al tiempo que aumentan la calidad del producto y brindan más flexibilidad al proceso de producción.

Esta modernización de activos permite, por ejemplo, la estandarización de productos, así como la reducción de desperdicios y aumento de la productividad. Recuerda que los equipos antiguos tienen una vida útil más corta que los modernos.

También tienen una mayor necesidad de mantenimiento, ofreciendo más riesgos a los operadores, ya que tienen menos recursos de seguridad.

Según la Agencia Brasileña de Desarrollo Industrial (ABDI), al usar las tecnologías disponibles en la Industria 4.0, Brasil puede reducir los costos de reparación, ahorrando hasta R$ 35 mil millones al año. Además, se puede ahorrar R$ 31 mil millones en eficiencia productiva y R$ 7 mil millones en energía.

Por tanto, la automatización de la producción textil permite aumentar la competitividad y reduce la necesidad de mano de obra. La producción se optimiza y el control de calidad se realiza con más eficiencia y agilidad, con menos contrataciones.

¡Empieza a trabajar con estos tips en tu industria textil!

Siguiendo las orientaciones que hemos enumerado en tu gestión de la producción textil, podrás lograr beneficios como:

  • Reducción de retrabajo para corrección o incluso pérdida total debido a productos fabricados fuera de las especificaciones;
  • Optimización de los costos de mantenimiento y otros gastos generados por máquinas inactivas o falta de preparación del personal;
  • Mejora de la experiencia y fidelización del cliente, gracias a entregas más rápidas y aumento de la calidad de fabricación.

Las empresas que no actualizan sus estrategias acaban perdiendo cuota de mercado. Después de todo, los procesos manuales y los trabajadores desactualizados causan más problemas que resultados.

No existe una receta preestablecida para reducir costos y aumentar la producción textil. Sin embargo, existen todas estos tips que enumeramos aquí. Y si comienzas a considerarlos en tu gestión, verás la transformación de los resultados en poco tiempo.