Oct 27

El control del tiempo de producción representa uno de los principales desafíos de la industria textil, ya que depende de otros procesos, como la capacitación y maquinaria de la empresa y afecta la competitividad y lucratividad. La reducción de este tiempo, que es llamado lead time, deja a los clientes más satisfechos e, incluso, reduce los costos productivos importantes.

En este artículo, le explicamos cómo calcular su lead time y le damos estrategias para que las aplique en su gestión y reduzca este índice. ¡Véalo!

 

¿Qué es el tiempo de producción?

El tiempo de producción, o lead time, es todo el periodo que contempla el ciclo productivo, o sea, el tiempo utilizado desde el recibimiento del pedido del cliente, hasta la entrega de mercadería. Después de que ingresa la solicitación del comprador, se inicia todo el proceso productivo, como las fases de ennoblecimiento, montaje, embalaje y expedición. Entonces, mientras menor sea el espacio entre la primera y la última etapa, mejor.

 

¿Cómo calcular el tiempo de producción de su industria textil?

Para calcular el tiempo de producción, usted necesita hacer una lista de todos los productos y materia prima utilizados en todas las fases de la fabricación, el tiempo que lleva para adquirirlos, o sea, desde el pedido hasta la entrega de su proveedor y el tiempo de producción, que se refiere a la cantidad de horas, días o meses necesarios para la producción de los productos.

Es importante no olvidarnos de incluir los feriados y fines de semana, pausas y posibles atrasos, como alguna inspección agendada y entrenamiento de empleados. Teniendo esto anotado, basta sumar todos los factores y así podrá obtener su lead time.

 

¿Ya ha leído estos artículos?

 

¿Cómo reducir el tiempo de producción?

La reducción de su lead time requiere la implantación de estrategias que controlen y eviten posibles atrasos y errores en todo el ciclo productivo. A continuación, separamos los principales procesos que no pueden ser ignorados en su gestión.

Optimice los procesos constantemente

La optimización de procesos es un conjunto de acciones que tienen como objetivo la reducción de costos, minimización de errores, fallas y cuellos de botellas y otros aspectos que perjudican la calidad de producción, competitividad, imagen de la empresa y lucratividad.

En otras palabras, son medidas estratégicas implantadas para el mejor uso de todos los recursos: mano de obra, financieros, tecnológicos y maquinarias.

Para que esta optimización ocurra de forma eficiente, es necesario hacer un mapeo del proceso, pues usted necesita identificar todas las fases, los responsables y el material necesario en cada etapa productiva. Además, debe trabajar con políticas rígidas de control y gestión de calidad, para que problemas como defectos, fallas y cuellos de botella sean evitados y contornados.

 

Actualice su maquinaria

El mercado textil es muy volátil y frecuentemente hay nuevas necesidades y demandas. Además, las tecnologías avanzan y para tener una gestión eficiente es necesario acompañarlas para garantizar competitividad, eficiencia y productividad con los menores gastos financieros y de tiempo.

Por lo tanto, es necesario innovar y actualizar su maquinaria, para que no quede obsoleta, aumente su tiempo de producción y no perjudique todo el negocio. Para ejemplificarlo, piense en una relajadora. Los procesos que llevan hasta 48 horas pueden completarse con una mejor calidad en solo unos minutos, además de eliminar fallas y defectos que son sinónimos de perjuicios.

 

¿Ya ha leído estos artículos?

 

Invierta en sus trabajadores

Tan importante como tener maquinaria actualizada y eficiente es tener un equipo capacitado y entrenado para operar estos equipos.

Siempre que una nueva máquina es adquirida, los operadores necesitan pasar por una capacitación, para que sepan cómo funciona, los beneficios que tendrán con la nueva máquina y las medidas de seguridad (sobre todo aquellas relacionadas con la normativa)

También es importante que todos los colaboradores entiendan todo el proceso de producción y no únicamente de la etapa por la que son responsables.

 

 

Automatice los procesos

Hay procesos que pueden ser fácilmente automatizados, para que los colaboradores no pierdan tiempo con tareas repetitivas y enfoquen sus esfuerzos para las etapas y decisiones más complejas.

La fase de embalar los productos, por ejemplo, puede generar desperdicio de plástico, desestandarizarse y tomar un tiempo valioso de diversos operadores. Para automatizar este proceso, las empaquetadoras hacen todo el proceso de empaquetar rollos de tejido, de manera estandarizada y sin utilizar material en exceso.

Controlar y buscar formas de reducir el tiempo de producción es un desafío, sin embargo, es una estrategia necesaria para reducir gastos, costos y garantizar su competitividad de mercado. Al fin y al cabo, una industria lenta pierde clientes por la falta de agilidad y plazos de entrega.

Y hablando de innovar, aproveche para entender por qué la innovación en los procesos de producción es el mejor camino para reducir los costos.