Ene 14

A pesar de la necesidad de adecuación a las nuevas tecnologías y del concepto de la industria 4.0, el sector textil aún deja mucho que desear cuando el asunto es automatización. A pesar de que son utilizados dispositivos y máquinas, la apuesta en innovación debe ser aún mayor, principalmente en lo que se refiere a la confección de ropa.

Este es uno de los factores que más influye en el atraso en los procesos y en la producción. Para que tenga una idea, pueden ser utilizadas soluciones tecnológicas e innovadoras que van desde la atención al cliente hasta la automatización de tareas repetitivas, como empaquetar y etiquetar.

A seguir, entienda cuáles son los principales motivos y beneficios de tener una gestión dirigida a la innovación de procesos en este sector.

 

1. Reducción de costos

Tareas manuales, atrasadas y que utilizan maquinaria desactualizada acaban saliendo más caro para la confección de ropa y para la industria. Esto ocurre porque las oportunidades de desperdicios de materia prima y fallas cometidas por los colaboradores son mayores.

 

Tales costos significan perjuicio y una pérdida importante de materiales.

 

La reducción de costos es el primero y el más perceptible de los resultados de la inversión en soluciones innovadoras. Ya existen máquinas que son comandadas por software y que cuentan con sistemas que utilizan la cantidad exacta de materia prima, sin desperdicios o errores productivos. Otros ejemplos de esa innovación pueden ser notados en:

  • estampería digital;
  • corte electrónico o a láser;
  • mesas de separación;
  • nanotecnología.

 

2. Ganancia productiva

Máquinas eficientes y sistemas innovadores permiten que la productividad en la confección de ropa aumente paralelamente con la calidad. Dispositivos inteligentes y actualizados hacen posible que una mayor cantidad de prendas sea producida siguiendo el patrón de calidad establecido.

Vea aquí el caso de éxito de Objeto Brasil >>

 

3. Diferencial competitivo

En el escenario competitivo es fundamental que busque el fortalecimiento de su negocio y la generación de valor para el mercado. Como ha sido expuesto, utilizar innovaciones y tecnologías permite que su industria tenga procesos productivos con calidad estandarizada e incluso reduce costos importantes, siendo estos factores los que hacen posible el aumento de su competitividad.

El diferencial competitivo es aquello que solamente su empresa puede ofrecerle al consumidor. Un ejemplo de esto son los accesorios y ropa inteligente confeccionada por medio de materiales tecnológicos y que hacen posible el monitoreo del desempeño físico del usuario.

Son diferenciales como esos que llaman la atención del cliente e incluso le agregan valor a sus productos. Sin embargo, esa búsqueda por diferencial solamente es posible y eficiente cuando se puede contar con soluciones innovadoras.

 

 

4. Adaptación a los cambios de los hábitos de consumo

Hace algunos años nadie se imaginaba poder hacer compras en el supermercado sin salir de casa, ni siquiera comprar ropa sin levantarse del sofá.

Ya es perceptible la demanda por vestuario y materiales tecnológicos que, al mismo tiempo, respeten el medioambiente. En el universo del fitness, por ejemplo, la búsqueda por prendas que permitan la movilidad del cuerpo, respiración y monitoreo de su comportamiento físico.

Por tanto, es necesario atender a esta demanda y a las nuevas exigencias de consumo, además de siempre actualizarse sobre las necesidades del mercado, pues cada vez es más volátil e inmediatista.

 

 

5. Sostenibilidad

Ya es notable la concienciación sobre los hábitos de consumo por parte de la población. La búsqueda por materiales, ropa y accesorios sostenibles y el fortalecimiento del concepto upcycling ya son realidad.

En este sentido, la tecnología y la innovación de procesos busca alcanzar la sustitución de materiales contaminantes y no renovables y el estudio de nueva materia prima, como la sintética y nuevas fibras, reutilización de recursos y un descarte correcto.

 

+¿Ya ha leído estos artículos?

 

6. Footprint

Water Footprint Network es una metodología que utiliza una clasificación en huellas para categorizar el uso de agua en la industria textil:

  • huella hídrica verde: volumen de lluvia utilizado por las plantas y procesos agrícolas que tienen relación con la confección de ropa, como el algodón;
  • huella hídrica azul: relativa al consumo de las fuentes de agua para la producción;
  • huella hídrica gris: volumen de agua necesario para que la naturaleza se la devuelva al medioambiente.

 

Y ¿qué tiene que ver con esto la tecnología?

Por medio de una producción innovadora es posible alterar los modelos productivos para procedimientos que utilicen menores cantidades de agua y se enfoquen en la reutilización, por ejemplo.

El momento es de adecuación e innovación de los procesos productivos, pues aquellos utilizados hace algunos años ya no son suficientes para atender la demanda de los consumidores. Entonces, no vea la innovación como una enemiga y sí como una puerta para nuevas oportunidades de crecimiento y rentabilidad.

Ahora, ¡aproveche para aprender más sobre la personalización en masa y sus impactos en la industria de la moda!