Sep 08

La crisis provocada por el coronavirus ha dejado el flujo de caja de las empresas comprometido y la recuperación, cuando empiece, no ocurrirá con rapidez. Incluso, la retomada en América Latina será lenta, debido a la situación económica que enfrentan nuestros países, ya que se prevé que el PIB en 2020 caerá un 5,3% en la región. Es por este motivo, que las confecciones deben estar preparadas para este escenario.

Una de las formas de contener los impactos causados por las bajas ventas es la reducción interna de costos. En este momento, contener desperdicios y hacer los procesos más eficientes y lucrativos se convierte en una cuestión de supervivencia para las empresas. Para comprender mejor cómo es posible alcanzar estos objetivos, ¡descubre las 3 formas de reducir los costos en la confección que te mostraremos en este artículo!

 

Reestructuración de procesos en la post pandemia

Muchas veces los procesos internos no son revisados por un largo tiempo, lo que los vuelve obsoletos y costosos. Al hacer un análisis de todos los costos, es posible encontrar maneras de reestructurar estos procesos de manera que se vuelvan más eficientes y menos costosos.

¿Las cuentas de energía eléctrica son muy altas? ¿Y si se implantara una iluminación más económica? ¿Y los otros costos? ¿Es posible reducirlos?

Después de tener en las manos esta información y estudiar todos los gastos, elabore un plano de acción para eliminar los que no son esenciales.  Usted podrá notar que es posible comprar materia prima en mayor cantidad y obtener mayores descuentos, encontrar proveedores con menores precios (sin descuidar la calidad), invertir en piezas de mayor giro y otras acciones más.

 

Artículos relacionados:

 

El fin de los cuellos de botella en los procesos productivos

¿Es posible que el problema esté en equipos antiguos que consumen mucha energía? ¡Por supuesto! E incluso la disposición de los equipos dentro de una confección puede interferir en la productividad. También puede ocurrir que algunos sectores tengan menor capacidad productiva que otros y esto cause un cuello de botella en la producción y consecuentemente perjudique los costos, ya que puede surgir la necesidad de almacenar parte de la producción.

Los cuellos de botella son los procesos, recursos, equipos y otros factores que están sobrecargados, causando lentitud en el proceso productivo. Cuando usted analiza y reestructura los procesos, como se lo aconsejamos en el paso anterior, probablemente encontrará cuellos de botellas que deben ser eliminados.

Además, es importante no basarse solamente en sus análisis. Para obtener diversos puntos de vista, reúna a su equipo y converse con los principales involucrados en las etapas productivas. Ellos conocen y conviven con diversos problemas que no siempre llegan hasta usted, la mayoría de los casos porque no se consideran quejas realmente importantes.

Escúchelos con atención y verifique lo que realmente puede modificarse.