May 12

La tecnología ha ayudado a la industria textil en diversos procesos. Los equipos desarrollados pueden ser grandes aliados en el control de calidad, colaborando incluso en la productividad, mejora de la calidad de los artículos y reducción de fallas.

Un ejemplo es el control de humedad de artículos textiles, que antes causaba diversos problemas para las industrias. Con la llegada de la Estación Hidro Aspersora, el proceso es automatizado, generando una serie de beneficios para la empresa. ¡Continúe con la lectura y véalo!

 

Optimización de la calidad del acabado

El control de humedad de artículos textiles es una etapa importante que debe ser realizada antes de la venta del rollo, pues, cuando es almacenado durante mucho tiempo sin embalaje, tiende a alterar los porcentajes de humedad y puede absorberla o perderla en el ambiente.

Esta alteración perjudica la calidad del rollo, dado que el porcentaje de humedad en la parte interna del rollo es diferente al porcentaje de humedad de la parte externa (expuesta para arriba). Siendo así, el equipo hace con que todo el rollo tenga la humedad adecuada, según el porcentaje natural de cada artículo, impactando en el toque y caimiento de la tela.

 

¿Ya ha leído estos?

 

Automatización de procesos y economía de escala

La automatización de procesos es cada vez más común en la industria textil y el futuro promete innovaciones que facilitarán cada vez más el aumento de productividad, la reducción de fallas humanas y la posibilidad de producir cada vez más en menos tiempo.

La economía de escala puede proporcionar un diferencial muy grande. En el caso de la Estación Hidro Aspersora, que realiza el equilibrio de la humedad de cada tejido con precisión. Por ejemplo, si el material algodón, que debería tener entre un 7% y un 8% de humedad, está con el 4%, la máquina le aplica el 3% que falta. Si estuviera con un 5%, le aplicaría solamente el 2% más y así sucesivamente.

Incluso, puede contener un sensor residual que analiza la humedad del tejido y va realizando la corrección automáticamente. Para eso, basta informar qué tejido será analizado. Con esto, el material textil tendrá el porcentaje de humedad uniforme (inicio, medio y fin del rollo) e ideal conforme sus particularidades (regain).

 

 

Economía de escala y aumento de la capacidad productiva

A pesar de que es posible insertar el gramaje y la composición del artículo manualmente para opciones más personalizadas, una de las alternativas presentes en la Estación Hidro Aspersora es la creación de «recetas» que son opciones que usted puede dejar grabadas e ir utilizándolas conforme haya necesidad. Con esto, es posible realizar las labores con mucha más agilidad, ganando escala y aumentando su capacidad productiva.

Además, el tejido es vendido por kilos, lo que significa que cuando la humedad natural de los artículos que generaría el peso adecuado se pierde, causa perjuicios. Sin embargo, con el equipo, la humedad es recuperada y no hay pérdidas innecesarias.

 

 

Ganancia de competitividad

Antiguamente se hablaba de la Industria 4.0 como un futuro posible, sin embargo, hoy es una realidad. Una prueba de eso es que la modernización del control de calidad puede hacer posible incluso la integración con otros dispositivos, como el ERP para grabar, imprimir, colocar lector de código de barras y mucho más.

Grandes empresas ya se están adecuando y ahora eso es posible también para las medias empresas, dejando el mercado aún más competitivo. Aquellas que lo dejan para última hora, corren el riesgo de perder espacio en el mercado.

¿Quiere entender más sobre la Industria 4.0? ¡Lea ahora mismo nuestro artículo “El futuro de la Industria Textil en la Era 4.0: con Robson Wanka”!