Máquina textil en funcionamiento representando el Desperdicio en la confección.

Jul 04

El desperdicio en la confección es muy perjudicial y puede traer consecuencias financieras para la industria.

Llevando en consideración la competitividad del mercado, evitarlo puede ser decisivo para que la organización obtenga éxito en su segmento.

Por tanto, si usted nota que hay desperdicios durante los procesos productivos, necesita trazar estrategias para combatir el problema. En este artículo separamos 4 formas de hacerlo. ¡Compruébelo!

 

1 – Capacite al equipo

El primer paso debe ser la capacitación del equipo, al fin y al cabo, empleados bien preparados pueden realizar sus actividades con más eficiencia y, como consecuencia, evitar el desperdicio en la confección.

Personas recibiendo entrenamiento sobre una nueva tecnología para evitar el desperdicio en la confección
La tecnología sola no genera cambios, es necesario invertir en las personas.

Además de ofrecer entrenamientos, es importante realizar reuniones periódicas para acompañar los procesos aplicados, dar feedbacks y oír los consejos y las soluciones que los colaboradores puedan dar para contribuir con esta tarea.

 

2 – Haga un control de calidad

El control de calidad es vital para evitar el desperdicio en la confección. Para comenzar, permite verificar cuándo los insumos recibidos son de mala calidad o deficientes. Esto puede ser hecho hasta de forma automatizada por medio de la Revisadora de tejidos.

Persona haciendo análisis de control de calidad, buscando evitar desperdicio en la confección
Tener un buen control de calidad es primordial para reducir desperdicios.

En esta etapa es posible detectar manchas, agujeros y analizar las informaciones de los tejidos para poder verificar si está de acuerdo con los datos transmitidos por el proveedor.

Cuando el resultado es negativo, la industria puede devolverlo por no estar en conformidad y así se puede evitar que las prendas fabricadas sean rechazadas por el control de calidad al final de la producción, cuando ya están listas.

Además, un control de calidad eficiente incluye la recolección de datos, que puede ayudar a controlar la demanda de la producción. De esta forma, es más fácil saber cuándo producir, conforme la estacionalidad del sector.

 

3 – Evite desperdicios de corte

Los cortes hechos de forma incorrecta son uno de los principales motivos del surgimiento de retazos que no podrán ser utilizados, generando desperdicios. Siendo así, planear el corte evita las sobras y ayuda a combatir este problema en la producción.

Siendo así, planear el corte evita las sobras y ayuda a combatir este problema en la producción.

Una forma simple de hacer esto es adoptando la Inteligencia Artificial (IA) en los procesos. Equipos y sistemas que recolectan y administran datos pueden informar el área útil, gramaje, rendimiento del rollo y otros detalles.

Con estos datos en las manos, queda mucho más fácil saber para qué corte encaminar cada tejido, de modo que las sobras acaban siendo reducidas.

 

4 – Utilice conceptos y tecnología eficiente

Invertir en maquinaria, a veces, es visto como un costo, algo que debe hacerse cuando la empresa tiene dinero «sobrando» y por eso, acaba quedando para después. Este es un error, principalmente porque equipos y conceptos antiguos generalmente consumen más energía, tiempo y producen menos.

Además, la compra de maquinaria puede proporcionar el aumento de la productividad y reducir los costos operacionales. Un ejemplo es la compra de una Relajadora, que reduce el tiempo de relajamiento de 48 horas para algunos minutos, aumentando exponencialmente la capacidad productiva de la industria.

La inversión en maquinaria aún puede ayudar a implantar mejoras en el control de calidad, de modo que los desperdicios sean evitados, así como lo mencionamos en el tópico sobre control de calidad.

La reducción de desperdicios no ayuda a su empresa solamente a generar más lucro y a aumentar la productividad, sino también contribuye con la sostenibilidad, asunto que está en alta por causa de la necesidad de disminuir al máximo el impacto al medio ambiente.

También está el hecho de que muchos consumidores prefieren optar por marcas que compartan su preocupación con el medio ambiente. Esto significa una mejora para la imagen de la empresa y la fidelización de un público.

 

 

Y usted, ¿ya adopta alguna de estas estrategias? Ahora que ya sabe cómo evitar el desperdicio en la confección, basta colocar las recomendaciones en práctica y disfrutar sus beneficios.

Si desea saber cómo optimizar aún más el crecimiento de la industria textil, ¡mire este artículo con los 4 problemas que impiden que esto ocurra!