economía circular

Ago 21

La economía circular es uno de los temas relacionados con la sostenibilidad en la industria textil.

El concepto implica la combinación de actividades de aprovechamiento de recursos que posibilitan la práctica de reutilización de materias primas y reciclaje, con el fin de mejorar el impacto y la relación de las fábricas con el medio ambiente.

En este artículo verás cómo es posible utilizar la economía circular para mejorar el uso de recursos sostenibles, y cómo generar nuevas formas de consumo aportando más ahorro y preservando el medio ambiente.

¿Qué es la economía circular?

Primero, comprendamos mejor el concepto de economía circular.

A diferencia de la producción lineal, donde las materias primas se transforman en productos, siguen el flujo de marketing y luego se descartan, la economía circular busca una fabricación más consciente. Los productos ya están diseñados para ser reutilizados en flujos cíclicos, en un método llamado Cradle to Cradle (de la cuna a la cuna).

Según una encuesta de CNI – Confederación Nacional de la Industria, presentada en el sitio web de ABIT – Asociación Brasileña de la Industria Textil y de Confección, más del 76% de las industrias nacionales practican iniciativas de economía circular sin siquiera saberlo.

Según las cifras, el 70% de las personas respondió que no había oído hablar del tema circulante antes de la encuesta, aunque la mayoría ya había realizado prácticas relacionadas con el tema en sus empresas. Un dato destaca la importancia estratégica del tema. Como la encuesta tenía un carácter esclarecedor, al final del cuestionario, el 88,2% evaluó la economía circular como importante o muy importante para la industria brasileña.

El sistema de producción textil es de gran importancia, ya que es difícil imaginar el mundo sin productos textiles. En nuestra vida diaria, estamos en contacto directo, ya sea con la ropa que usamos o con la toalla que usamos, por ejemplo.

En este ámbito, podemos incluir la industria de la moda con alto poder de protagonismo, principalmente en Brasil y Europa. La moda dicta las tendencias y la gente las sigue. De esta manera, traer modelos de fabricación y consumo sostenibles contribuye al crecimiento de la economía circular.

¡Sigue leyendo para comprender mejor cómo funciona la economía circular!

¿Cómo funciona la economía circular y cuál es su finalidad?

La economía circular funciona mediante la obtención de recursos que provienen de la fabricación textil hasta el consumidor final. Para la producción de telas, la industria depende del petróleo para la producción de fibras sintéticas, fertilizantes para el cultivo de algodón y productos químicos utilizados en colorantes y acabados, como los tintes.

Debido a la pandemia, que comenzó en 2020, la industria sufrió con el acceso a las materias primas, tanto por demanda como por valores, lo que provocó que muchas empresas comenzaran a pensar en recursos sostenibles.

Cabe señalar que la sostenibilidad es una forma de adherirse a prácticas que generarán más ahorros para la industria. Reutilizar y reciclar recursos ayuda a generar menos impactos negativos en el medio ambiente y previene una futura escasez de materiales.

También es importante saber que los consumidores son cada vez más conscientes de los propósitos de las empresas, mirando no solo los productos, sino también la forma en que se comporta la empresa. Por tanto, es necesario abrir los ojos a un consumidor que está cambiando la forma de consumir.

Esto también contribuye a la sostenibilidad en la producción textil, ya que cuanto más se consume, más se producirá.

Según Febratex, en promedio, los ciudadanos europeos descartan 11 kg de textiles al año, y las prendas normalmente solo se usan 7 u 8 veces. Al mismo tiempo, el mercado europeo ha experimentado un fuerte aumento en las ventas de ropa durante las últimas dos décadas, con un aumento del 40% en las prendas compradas por persona.

Comprende el propósito de la economía circular

El propósito de la economía circular es ofrecer a las industrias un sistema de producción con reaprovechamiento de telas, que se puedan reutilizar, rehacer y reciclar, pensando en el uso de materias primas más sostenibles.

Se basa en promover acciones de responsabilidad ambiental, involucrando a personas y empresas para repensar nuevos proyectos, reducir impactos y desperdicios, reutilizar productos y reciclar materiales y energía.

Ya existeN iniciativas gubernamentales donde las empresas reutilizan recursos de otras empresas, colaborando para un sistema sostenible en conjunto. De esta forma, es posible concienciar y acercar a la sociedad nuevas formas de consumo.

¿Cómo aplicar la economía circular en la industria textil?

A continuación, veremos algunas prácticas que puedes aplicar para llevar la cultura de la economía circular a tu industria textil.

 

  • Promueve el desarrollo de nuevos sistemas

 

La industria textil puede promover el desarrollo de nuevos sistemas e infraestructuras que alineen los sistemas de recolección para llevar al mercado el consumo de materiales secundarios.

 

  • Invierte en materiales y productos de calidad

 

Invertir en productos duraderos y de alta calidad es una buena estrategia para aplicar la economía circular. Para que la producción sea más sostenible, es necesario priorizar los materiales renovables y reciclables.

Los productos reciclables y de mayor duración ofrecen oportunidades para su reutilización y reaprovechamiento.

 

  • Presta atención a los incentivos del mercado

 

En Brasil, según la Confederación Nacional de la Industria, en el Mapa Estratégico de la Industria 2018 – 2022, la economía circular es vista como una oportunidad para utilizar los recursos de manera más eficiente, aumentando la competitividad empresarial.

El Mapa Estratégico establece metas para un uso más sostenible de los recursos naturales, y su principal propuesta es la gestión de residuos, con un enfoque principalmente en el plástico, aumentando la proporción de reciclaje de este material del 9,8% actual al 12,5% hasta 2022.

 

  • Elige proveedores que también trabajen con un enfoque en la sostenibilidad

 

Si tu objetivo es contribuir a la Economía Circular, las negociaciones y adquisiciones de tu industria deben ajustarse al propósito de la sostenibilidad. Esto implica hacer una buena selección de proveedores y establecer relaciones con aquellos que ayudan a que tus procesos sean más sostenibles.

¿Tu industria aplica la Economía Circular?

La economía circular ofrece muchas ventajas tanto para la industria como para el consumidor y, por supuesto, para el medio ambiente.

Las prácticas más sostenibles eliminan los residuos arrojados tanto al agua como a la tierra, lo que hace que el medio ambiente sea menos afectado. Así, la calidad de vida mejora y podemos utilizar los recursos naturales de forma más eficaz.

Además, la economía circular genera más ahorros para las empresas, mejorando la gestión operativa y productiva.

Por tanto, podemos concluir que la economía circular es un proceso que debe ser pensado estratégicamente por la industria textil.

Esperamos que con este artículo hayas profundizado tus conocimientos sobre el tema y estés listo para buscar las mejores formas de aplicar la Economía Circular en tu industria.