Economía Circular: ¿cómo se aplica al sector textil?

Sep 03

Si a usted le interesa la sostenibilidad, debe saber que un concepto que ha recibido realce los últimos años es la economía circular.

Va más allá del reciclaje y de la reutilización de materiales descartados, además de proporcionar cambios más impactantes en la forma de consumo y en la sociedad como un todo, generando economía y preservando el medio ambiente.

Para comprender mejor el tema y saber cómo se aplica al sector textil, ¡continúe la lectura!

 

El concepto de la economía circular

Actualmente, la producción está basada en un ciclo linear en que las materias primas se transforman en productos, son comercializados y después descartados.

En este sistema, el crecimiento depende del uso de nuevos recursos siempre, lo que es un problema, ya que la disminución de las materias primas es eminente.

Además, la contaminación generada durante la producción y descarte de productos también es tóxica para los seres humanos y para el planeta.

Cómo funcionaría el ciclo productivo en el formato de la economía circular.

La economía circular surge con el propósito de resolver tales problemas y encontrar soluciones más inteligentes para que continuemos produciendo y consumiendo, pero de una forma más sostenible.

En la economía circular, no son pensadas las formas de administrar los residuos provenientes de la producción y consumo. En ella, los productos son fabricados ya para ser reutilizados en flujos cíclicos, tanto que la trayectoria es conocida como Cradle to Cradle (de la cuna a la cuna).

Los productos que son biodegradables (como los alimentos) pueden ser producidos en embalajes que también sean biodegradables, de modo que no sean tóxicos. Así, regresan al suelo y en lugar de convertirse en veneno para el planeta, se convierten en nutrientes.

Ahora, los productos que no son biodegradables, en la economía circular, pueden regresar al fabricante para ser desarmados y regenerados para ser utilizados nuevamente.

Está también la propuesta de fabricar productos cuyos materiales técnicos puedan ser reutilizados después y sus componentes biológicos sirvan para aumentar la riqueza del suelo.

Otra opción es compartir las tecnologías, así, los productos son alquilados a los fabricantes en lugar de comprarlos. Si usted ya vio el alquiler de bicicletas e incluso de paraguas en las grandes ciudades, debe saber que estas acciones pueden ser consideradas un gran adelanto en la adopción de este tipo de sistema.

 

 

Aplicación y beneficios para la industria textil

El impacto de la industria textil en el medio ambiente es muy grande. Son consumidos cerca de 93 mil billones de litros de agua por año, sin mencionar la producción de gases del efecto estufa que llega a impresionantes 1,2 mil millones de toneladas. Hay todavía microfibras de plásticos liberadas durante el lavado de la ropa que acaban llegando a los océanos.

Entre las principales causas están el descarte rápido de la ropa, el bajo reciclaje y el uso insuficiente. A las personas les gusta renovar su closet constantemente y son poquísimas las prendas recicladas posteriormente, esto se convierte en un problema en la economía linear.

Una de las estrategias que pueden ser adoptadas es el concepto de producto de servicio. Una empresa que fabrica ropa para bebés o para embarazadas, por ejemplo, puede alquilarlas en lugar de venderlas. Además de un precio más accesible para el consumidor, es posible asegurar que la ropa será utilizada más veces antes de llegar al fin de su vida útil.

Roupas para gestantes oferecidas como serviço, através de pacotes de aluguel trimestral.
Un ejemplo de alquiler de ropa para embarazadas son los paquetes ofrecidos por Bumpbox. Fuente: www.bumpbox.com.br

Algo muy similar a lo que ya ocurre cuando se alquilan trajes para graduación o matrimonios. Llevando en consideración que muchas personas adquieren nuevas prendas apenas para adaptarse a la moda actual, esta solución causaría grandes impactos.

Con relación al bajo índice de reciclaje y reutilización de materiales —otro aspecto problemático existente en el modelo actual— es posible producir prendas con materiales que puedan ser reciclados con la misma calidad inicial. Sin embargo, para eso necesitan ser adoptados los materiales correctos para que esta práctica sea realmente benéfica.

Un ejemplo de estrategia que no funcionó por no encajarse adecuadamente en la economía circular fue el de la fabricación de remeras con botellas de PET. Después de su uso, ni el algodón ni el plástico pueden ser reutilizados para ninguna otra finalidad y tampoco son biodegradables.

Como consecuencia, la solución acaba no encajándose en la propuesta de transformación constante de tejidos. Para que casos como este no ocurran, es imprescindible un trabajo colaborativo entre diseñadores, proveedores y marcas, además de mucha inversión en estudios y tecnologías. Esto podrá notarlo en 5 ejemplos de iniciativas que buscan promover la economía circular.

 

 

Importancia de la adaptación de las empresas a las actualizaciones en el segmento

Con la implantación de la industria 4.0 cada vez más haciéndose una realidad, llegó el momento de que las confecciones y fábricas del segmento textil pasen a comprender la importancia de implementar las nuevas tecnologías o correrán el riesgo de quedarse ultrapasadas.

Todas las transformaciones traen beneficios, no solamente al consumidor y al medio ambiente, sino también hacen el proceso productivo más eficiente y lucrativo. Además, todavía está el hecho de que los millenials están preocupados en consumir productos sostenibles de marcas que sean realmente sostenibles en la práctica y no solo en su discurso.

No es por gusto que grandes medios están alertando para estos hechos, como puede verlo en este artículo del The Guardian. La tecnología es una aliada, todos salen ganando al final.

Si usted está interesado en este tema y desea saber más, ¡lea también por qué las empresas del sector textil necesitan adecuarse a la industria 4.0!

6 thoughts on “Economía Circular: ¿cómo se aplica al sector textil?”

  1. Interesante la información, esperamos poner en práctica desde nuestro pequeños talleres de confección textil

  2. Es un tema nuevo para mi pero muy interesante. Seguro que intentaremos poner en práctica este trabajo de economía circular y proteger el medio ambiente

  3. La economía circular tiene ya varios años en proceso, muchas empresas lo aplican… Pero debe ser un cambio en toda la línea productiva, por que toda la line de producción debe salir de su área de confort y afrontar los nuevos retos… El beneficio económico es grande para la empresa, sabiendo hacer las mezclas… Sin perjudicar la. Calidad o creando una nueva línea de productos de economía circular o ecológica…. Son beneficios grandes. Pero vale la pena.

Los comentarios están cerrados.