private label

Mar 17

El modelo de negocios etiqueta privada significa un gran potencial de crecimiento para las fábricas, ya que el volumen de pedidos y la reputación de las grandes tiendas son una valiosa oportunidad para elevar los lucros de la empresa.

No obstante, justamente por proporcionar importantes ventajas competitivas, ese no es un negocio tan fácil de mantener. La fuerte competencia por las vitrinas de los grandes minoristas requiere que su empresa atienda las exigencias.

Las grandes marcas necesitan mantener su renombre y volumen de compras, por eso es necesario que su negocio se mantenga competitivo para poder administrar esa demanda. Para eso, la inversión en tecnología, optimización de procesos internos, entrenamientos y principalmente, máquinas eficientes es una obligación para mantenerse en este nicho.

Continúe la lectura de este artículo y entienda más sobre la etiqueta privada y cómo mantener la calidad y productividad de esa demanda.

 

La fuerte competencia en el mercado etiqueta privada

La alta competitividad de la etiqueta privada se da por la posibilidad de vender sus prendas y productos en grandes tiendas y de renombre en el mercado. Por eso, ya sean las pequeñas y medianas industrias o las grandes, todas compiten por este espacio.

Exactamente por eso, antes de que las empresas hagan un contrato de etiqueta privada, evalúan diversos aspectos, enfocándose en su capacidad productiva y, principalmente, en la calidad de lo que puede entregar, ya que necesitan mantener el renombre, la autoridad y la buena reputación.

 

E-book ¿Cómo garantizar el control de calidad en la industria textil?

 

El alto nivel de las exigencias de las grandes tiendas

Grandes tiendas como Zara, Ripley, Falabella y H&M, dominaron el mercado de etiqueta privada, ya que son grandes redes con marca propia y están presentes en diversos países. Esto quiere decir que presentan una gran y creciente demanda que debe ser cumplida.

Sin embargo, por tener una reputación que debe mantenerse, la alta demanda de prendas y el rigoroso proceso de control de calidad, solamente las confecciones con una gestión eficiente, procesos innovadores y automatizados logran atender sus exigencias.

Además, necesitan estar de acuerdo con el comportamiento del consumidor, sus necesidades y preferencias de compra, siendo que estas características también deben observarse en las confecciones.

Como resultado, empresas textiles que no acompañan el mercado, donde predominan los procesos manuales y desactualizados no tienen capacidad productiva y tampoco suficiente calidad para cumplir los requisitos de las grandes tiendas.

 

+¿Ya ha leído estos artículos?

 

La ganancia productiva y de calidad

Para entrar en la competencia de las grandes marcas de etiqueta privada y poder entregar productos de calidad en la demanda exigida es necesario resolver problemas en la confección y tener procesos bien alineados y estructurados. A continuación, separamos tres aspectos que deben ser el enfoque de su gestión para tener ganancia productiva y de alto desempeño.

Hacer control de calidad

El control de calidad es un proceso o sistema utilizado para prevenir e identificar fallas, daños y defectos en los productos. Sin embargo, no se resume a verificar cada prenda una por una y sí adoptar gestiones, producciones y, principalmente, tecnologías que automaticen y se anticipen a esos problemas.

Para eso, es necesario tomar medidas bien claras, desde la compra de la materia prima y maquinaria innovadora hasta las fases de inspecciones. En un escenario de Industria 4.0 y ascenso tecnológico, la industria textil tiene diversos recursos para trabajar la gestión de calidad y evitar la caída de los estándares.

Mapear proveedores

El mapeo de proveedores no es nada más que levantar y registrar informaciones y datos de sus abastecedores.

Este proceso facilita la identificación de los mejores proveedores, siendo que su cadena de abastecimiento está directamente relacionada con la calidad y productividad de la confección. Si la materia prima adquirida es de baja calidad o tiene defectos de almacenamiento, las prendas y la producción quedan comprometidas.

En segundo lugar, si los pedidos hechos a los proveedores no se entregan en la fecha acordada, sus demandas también son perjudicadas, siendo que esos hechos son fatales para el modelo de etiqueta privada y las empresas que actúan con ellos. Al final, las grandes tiendas necesitan reponer sus colecciones en fechas preestablecidas, si usted se atrasa, perjudica todo el ciclo.

Invierta en tecnología y automatización de procesos

Ya no se puede huir de la tecnología y, consecuentemente, de la automatización de procesos. Es muy difícil, para no decir imposible, atender la demanda y exigencia de la etiqueta privada contando con procedimientos manuales y desactualizados.

Es necesario adoptar una visión de innovación, agilidad y reducción de costos que solamente se alcanza con software de gestión y equipos que automatizan y elevan la calidad de los procesos productivos. Esta es una cuestión de supervivencia en el mercado y competitividad.

Para poder cumplir con las especificidades y la alta demanda de la etiqueta privada es necesario enfocarse en la calidad de la entrega y en la ganancia de productividad. Por tanto, si usted identifica cuellos de botella y problemas en esos procesos, es necesario que adopte gestiones y estrategias claras, organizadas e innovadoras.

Para saber cómo aumentar su capacidad de producción lea nuestro post sobre cómo mantener la productividad textil con exceso de demanda.