fábrica inteligente

Feb 03

Las fábricas inteligentes son el resultado de la Industria 4.0. Con los avances tecnológicos, este concepto tiene como objetivo optimizar los procesos e integrar la información. Para la industria textil, por su alta demanda, las ventajas pueden ser el diferencial para hacer aún más competitivo el negocio.

Por ello, en este contenido abordaremos el modelo Smart Factory, las tecnologías y beneficios detrás de la automatización. ¡Descubre!

¿Qué es una fábrica inteligente?

Fábricas inteligentes (o Smart Factory) es el resultado directo del concepto Industria 4.0. Esto se debe a que la cuarta generación industrial explica la relación entre el hombre y la máquina y aborda el uso de la tecnología como principal herramienta para optimizar la producción del sector, aumentar la productividad y automatizar la industria.

Si bien la Industria 5.0 ya es un concepto discutido, la cuarta generación todavía está muy presente, ya que fue el primer momento en que la tecnología entró de una vez por todas como una herramienta importante para las fábricas. Sin embargo, vale la pena señalar que la personalización, una característica importante de la quinta generación, solo es posible gracias al desarrollo de las Smart Factories.

En consecuencia, las fábricas inteligentes son industrias con un alto nivel de digitalización que facilitan la recopilación de datos e información a través de dispositivos tecnológicos. Este sistema valora la optimización como una solución para aportar innovación, desarrollar mejores respuestas a los problemas y satisfacer nuevas demandas. Aquí, el objetivo es traer más productividad, calidad y flexibilidad al servicio.

Según el estudio Smart factories at scale, esta es una forma de operar que ha ganado notoriedad. El documento apunta que casi el 70% de los fabricantes buscan iniciativas de fábrica inteligente.

El estudio también afirma que “las fábricas inteligentes tienen el potencial de sumar entre 1,5 billones de dólares y 2,2 billones de dólares anuales hasta 2023”.

Estas expectativas solo refuerzan la idea de que la automatización a través de la digitalización estará cada vez más presente en los procesos de fabricación, dada la fertilidad del escenario y la necesidad de atender las demandas del consumidor final.

¿Cómo funciona en la práctica?

Para poner en práctica este concepto en tu industria, necesitas adaptar tu negocio a las características de este modelo. Aquí, el objetivo principal es realizar un rediseño de tu línea de producción para insertar las herramientas y máquinas tecnológicas.

De todos modos, las características principales son:

  • Flexibilidad de las instalaciones;
  • Agilidad en la producción;
  • Procesos más eficientes y seguros;
  • Toma de decisiones basada en datos;
  • Soluciones inteligentes.

El truco es adaptarse lentamente. Hay cuatro niveles que rodean este concepto. Y en cada paso puedes agregar cambios para hacer que tu negocio sea más inteligente. Son ellos:

1 Datos disponibles

Este es el nivel que contempla la mayoría de las fábricas. Esto se debe a que esta es la etapa de la accesibilidad de los datos. En este escenario tienes la información, pero no está integrada y, en consecuencia, está dispersada por diferentes canales y documentos.

Aquí todavía está muy presente el trabajo manual de recolección de datos, lo que dificulta la productividad y eficiencia de los procesos.

2 Datos accesibles

Esto ya corresponde a la integración de datos, en la que toda la información ya ha sido recopilada y unificada en un único lugar para facilitar la accesibilidad por parte de todos los profesionales responsables.

En esta etapa, los datos se clasifican y estructuran para facilitar la visualización, el análisis y la creación de estrategias con la ayuda de la digitalización. De la misma manera se generan y gestionan indicadores y reportes con el apoyo de la tecnología.

3 Datos activos

fábrica inteligente

Este es, de hecho, el momento en el que las tecnologías se vuelven imprescindibles, tras la escalada de la fase anterior. A través de la inteligencia artificial y el machine learning, las máquinas pueden generar ideas e identificar problemas y cuellos de botella, así como predecir fallas y errores.

4 Datos orientados a la acción

Esta es la fase donde las máquinas ya son capaces de resolver los problemas encontrados en la etapa anterior. La conexión entre máquinas permite cambios sin intervención humana.

La idea en este último nivel es hacer que las máquinas sean autónomas. Sin embargo, seguirá existiendo la necesidad de una gran cantidad de datos para que el machine learning se lleve a cabo en etapas cada vez más profundas. Por lo tanto, todavía existe la necesidad de monitoreo humano.

¿Qué tecnologías se utilizan?

Dado que el tema central del concepto detrás de las Smart Factories es la digitalización, es necesario comprender las principales tecnologías que facilitan la aplicación de este sistema.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es el concepto principal en este modelo. Esto se debe a que se trata de una tecnología heredada de la Industria 4.0 con el objetivo de utilizarla en softwares, dispositivos y máquinas para estimular la similitud de la capacidad de razonamiento humano.

Es a través de esta inteligencia que se produce el machine learning (aprendizaje de máquina), haciendo que los equipos sean capaces de tomar decisiones y resolver problemas.

Vale la pena señalar que la inteligencia artificial se puede aplicar a la robótica para integrar y realizar aún más.

Internet de las cosas (IoT)

El Internet de las Cosas (Internet of Things) es la tecnología que conecta todos los dispositivos y máquinas a través de la red. Así es como se produce el intercambio de información y la integración de datos.

En resumen, aquí es donde tiene lugar el sistema cibernético físico. Esto significa que la operación integrará computación, comunicación y control con la ayuda de procesos físicos y en red.

Big Data

Big Data es el concepto detrás de la recopilación y producción de una gran cantidad de datos por segundo. Es con esta posibilidad que se da el análisis de esta información para mejorar la eficiencia de los procesos. Esta es la principal forma de optimizar la producción.

Computación en la nube

Esa cantidad de datos debe estar en un lugar de fácil acceso. Y es así como surge el concepto de computación en la nube, que es la capacidad de almacenar esta información.

Este es uno de los principales pasos para la digitalización de las etapas, ya que no habrá más archivos físicos, solo digitales.

Y con tanta información en la nube, es necesario invertir en ciberseguridad para prevenir ataques y amenazas. Aquí, el hardware y el software se utilizan para este propósito.

Robots autónomos

El uso de la robótica está conectado a la Inteligencia Artificial. Los robots son los encargados de automatizar las actividades, por lo que es necesario el uso humano únicamente para su gestión y monitoreo.

Sin embargo, aún con la posibilidad de hacerlos colaborativos, la intención es ejercitar la autonomía de las máquinas para aumentar la productividad.

Fabricación digital y aditiva

fábrica inteligente

La fabricación digital es integración informática. Aquí tienen lugar simulaciones, visualización 3D con ayuda de realidad aumentada, análisis y definición de procesos de fabricación. Todo de forma digital y con herramientas de colaboración.

Ya la fabricación aditiva está relacionada con la fabricación de piezas a través de un diseño digital. Es decir, aquí sucede el uso de un software de modelado 3D para fabricarlos con la ayuda de una impresora tridimensional.

Beneficios para la industria textil

La industria textil es un mercado constantemente atento a las innovaciones tecnológicas para mejorar las etapas de producción y así satisfacer la alta demanda de los consumidores. Por lo tanto, este sistema tiende a facilitar aún más los pasos de la línea de producción.

De esta forma, consulta a continuación los beneficios para las fábricas textiles:

  • Reducción de desperdicio de materia prima;
  • Moldes hechos por software;
  • Proceso de corte automatizado;
  • Eficiencia operacional;
  • Reducción del retrabajo;
  • Gestión por colección;
  • Mayor rentabilidad;

Invierte en innovación y tecnología

El concepto de fábricas inteligentes aborda la importancia de invertir en innovación y tecnología para mejorar la producción, aumentar la productividad y ser más competitivos en el mercado.

Y si deseas comprender más sobre el tema y descubrir cómo reducir los costos durante todo el camino, descarga nuestra guía de forma gratuita.

Guía Máquinas Textiles Delta: ¡innovación y asociación para reducir costos y aumentar la competitividad de tu industria!

Descargar guía