gestão de processos na indústria têxtil

Jun 21

La gestión de procesos en la industria textil es fundamental para el éxito empresarial. Esta es una estrategia que tiene como objetivo analizar, monitorear y promover la mejora constante de las actividades. El enfoque es garantizar la productividad, la reducción de costos y un mejor rendimiento.

Por ello, describimos en este texto la importancia de esta herramienta, sus principales características, beneficios y consejos para optimizar cada proceso. ¡Descubre!

¿Cuál es la importancia de la gestión de procesos en la industria textil?

La gestión de procesos en la industria textil no es más que el control de actividades, ejecución y organización de etapas de trabajo. En este sector, esta práctica es aún más importante gracias a las numerosas fases que corresponden a la producción industrial.

Un estudio sobre prácticas de gestión de procesos en la industria afirma que la constante evolución de los procesos es fundamental para la salud de la organización en el mercado. Esta es una forma saludable de responder a los cambios del entorno y mantenerse al día con el sector, asegurando la calidad y la competitividad.

La gestión por procesos es, por tanto, la herramienta que otorga a las organizaciones la posibilidad de generar valor a través de toda la operación de la empresa, con base en los procesos establecidos.

Por lo tanto, esta es una práctica que surge como una opción para la innovación organizacional y para ofrecer productos o incluso servicios, para impulsar el desarrollo.

En la industria textil, este proceso se refiere a las etapas de gestión de personas, pasando por la recepción de la materia prima y pasando a la producción. El objetivo es identificar los efectos en cadenas y cómo una fase afecta a la otra, para comprender los procesos en general. Y luego identificar cuáles de ellos se pueden mejorar y optimizar.

También según el estudio, la gestión de procesos tiene:

  • Equipos de procesos con empleados con diferentes perfiles y habilidades;
  • Promoción de la individualidad proporcionando autoridad para la toma de decisiones;
  • Atención a los resultados del proceso de negocio;
  • Mayor apoyo a la negociación y colaboración, con comunicación y cobranza.
  • Búsqueda constante de competencias y multifuncionalidad con formación;
  • Estructura horizontal con foco en equipos de procesos;
  • Integración en la visión del proceso, agregando valor constante;
  • Naturaleza diversa del trabajo, apuntando al conocimiento evolutivo/adaptativo;
  • Procesos multifuncionales y sistémicos;
  • Relación externa a través de asociaciones;
  • Tecnología integrando sistemas de información.

 

¿Y cuáles son los beneficios?

gestão de processos na indústria têxtil

Al ser este un sector que está relacionado con varias áreas de la industria, como la gestión de inventarios, la adquisición de materia prima, el control de calidad e incluso la gestión del mantenimiento, una mala administración puede generar pérdidas a lo largo de la cadena productiva.

En este escenario, habrá costos más allá de lo esperado, falta de insumos, máquinas y materiales, así como pérdida de tiempo y productividad.

Por lo tanto, como ya se mencionó, uno de los principales beneficios de aplicar esta estrategia es la mejora de los procesos. Con actividades y pasos más optimizados y ágiles, los riesgos de retrasos o paradas de producción, por algún error, disminuyen.

En resumen, esta técnica transforma el flujo de trabajo de las industrias, impactando positivamente en la relación con clientes, proveedores y empleados.

Además, es responsable de reducir costos, fallas, errores y retrabajos, lo que, en consecuencia, asegura mayor productividad y salud financiera. Es decir, con la vista macro de cada paso, es posible identificar lo que no funciona y está influyendo en los resultados.

Para ello, es necesario monitorear el rendimiento y aplicar una gestión predictiva, evitando posibles problemas. Este atributo impacta directamente en el costo de mano de obra y materias primas.

Con la mejora de los tiempos de cada proceso y la selección de los elementos necesarios para el correcto funcionamiento, se pueden reconocer problemas que antes pasaban desapercibidos.

Y, por supuesto, es seguro decir que con los procesos textiles más eficientes, la satisfacción del cliente está garantizada. Esto se debe a que aumentará la calidad de la producción y los productos finales, lo que dará como resultado una experiencia mejorada.

Por eso, la constante actualización con los cambios del entorno es fundamental para los resultados de la industria. El comportamiento del consumidor cambia con frecuencia y para garantizar la adecuación es necesario invertir en innovación, tecnología textil y técnicas modernas.

¿Cómo optimizar los procesos?

Es posible optimizar procesos en base a las dos principales herramientas de gestión: mapeo y diagrama de flujo.

El primero se refiere al desarrollo del diseño inicial de la secuencia de actividades. Aquí debe contener sus interconexiones, datos recopilados, profesionales responsables e interacciones.

El diagrama de flujo es una herramienta de análisis gráfico. Es la representación del esquema de los procesos, de forma sencilla y objetiva. Es necesario tener el tránsito de información de cada actividad para la identificación de errores y fallas.

En esta ocasión, tendrás la secuencia de trabajo, la toma de decisiones y sus resultados, las variaciones del proceso, así como el inicio y final de cada etapa. Es decir, el esquema es un resumen de lo que se recopiló anteriormente durante el mapeo.

Con esta información es posible crear estándares, diseñar pruebas de calidad y analizar los resultados. Además, es posible invertir en gestión de mantenimiento e inspección de acabados.

Lo importante es que el gerente monitorea de cerca cada proceso, comparte y recibe información con las diferentes áreas de la industria, además de encontrar puntos de mejora para optimizar cada vez más las actividades.

El papel de la tecnología en este contexto

gestão de processos na indústria têxtil

Un paso importante para actualizar áreas y procesos, y gestionarlos mejor, es apostar por la tecnología. Herramientas modernas y actualizadas colaboran con la gestión de la información a través de la conectividad y la automatización.

Por eso, uno de los principales consejos para ello es apostar por maquinaria y herramientas tecnológicas. Esto se debe a que la calidad del producto final está realacionada a los procesos de las etapas anteriores, como tejido, confección, estampería, tintorería y acabado. Y en todos ellos hay instrumentos que facilitan las actividades.

Las máquinas más modernas requieren menos mantenimiento e inspección. Y con la tecnología y la automatización textil, son capaces de generar información valiosa para el análisis y la mejora de procesos.

Sumado a esto, una máquina puede conectarse a otra, generando datos más completos basados ​​en una vista macro.

Las soluciones tecnológicas son parte de la eficiencia de la industria textil, resultado directo de la Industria 4.0. La digitalización constante hace que las fábricas sean más inteligentes, con el objetivo de mejorar el desempeño humano.

¡La tecnología es un aliado del sector en todos los procesos y es indispensable para el éxito de la organización!

Apuesta por la innovación

La gestión de procesos en la industria textil es responsable de la mejora constante del negocio. El seguimiento permite identificar los pasos que deben revisarse para garantizar una mayor productividad y rendimiento.

¿Quieres entender cómo aplicar la innovación de manera más eficiente en tu industria? Entonces descarga nuestra guía gratuita para entender cómo puedes aumentar la competitividad de tu negocio con Delta.

Guía Máquinas Textiles Delta: ¡innovación y aosciación para reducir costos y aumentar la competitividad de tu industria!

Descargar guía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =