Rollo de tela siendo revisado en una revisadora automática, para evitar cualquier perjuicio al realizar una inspección de calidad deficiente.

Jul 11

¿Sabías que la falta de inspección de calidad realizada en la industria textil desde las primeras etapas de los procesos puede acarrear diversos problemas y perjuicios?

En este artículo hablaremos sobre las consecuencias de una inspección deficiente y también daremos consejos para evitar que esto ocurra en su empresa. ¡Compruébelo!

 

La importancia de la normalización

Para que una organización se vuelva competitiva en el mercado, necesita estar apoyada en la productividad y en la calidad de los productos disponibilizados.

Los clientes exigen adquirir prendas con una buena durabilidad, diseño y a precios asequibles.

Se equivoca quien piensa que la calidad es un aspecto limitado al resultado final.

La calidad debe ser vista como una filosofía general dentro de la empresa, de modo que la preocupación venga desde la dirección, pasando por la elección del proveedor y la verificación desde el recibimiento del material.

Aunque la calidad en el pasado fuese correctiva —realizada apenas cuando el producto estaba en la expedición— ahora ya es hecha en la primera etapa, cuando los productos llegan.

Esto es, porque al notar que el producto final no estaba de acuerdo, muchas veces era imposible corregir el defecto identificado, entonces el tiempo de su producción era perdido.

Con la modernización del proceso, esto ya no ocurre. Evitando el desperdicio de las telas y perjuicios.

 

+ Descubra más: ¿Por qué la estandarización en la producción textil es importante?

 

Características que deben ser observadas

En cuanto el rollo de tejido llega a la industria, es necesario verificar eventuales defectos de fabricación.

Las normas de la Asociación Brasileña de Normas Técnicas (ABNT) ayudan a identificar algunos problemas de acuerdo con el tipo de tejido.

De esta forma es posible realizar una comparación entre la ficha técnica y la materia prima recibida.

Vea algunas de las características y propiedades que necesitan ser verificadas:

Gramaje

El gramaje es la relación de la masa por unidad de área. Se expresa en gramos por metro cuadrado (conforme ABNT NBR 1059) y ayuda a determinar si la tela es liviana, media o pesada.

Además de facilitar la verificación del metraje en balances de stock y permitir el cálculo del rendimiento del tejido. La tolerancia, de acuerdo con la norma NBR 13586, es del ±5%.

Ancho

El ancho es una característica muy importante para la definición del encaje de moldes y es determinado después del relajamiento de los tejidos. De acuerdo con la Resolución CONMETRO nº 1 de 1998, la tolerancia es del 2% (ABNT NBR 10589).

Peso Lineal

Medida utilizada para calcular el largo de un tejido en rollo, sin que sea necesario desenrollar el material (ABNT NBR 10591).

Para medir el peso lineal es necesario realizar el cálculo:

g/m² x ancho de la tela = peso lineal

Encogimiento

El encogimiento es analizado después del lavado y secado para verificar si hubo aumento o encogimiento de las medidas.

A través de convención, se recomienda la tolerancia del 2% para más o para menos. O sea, en una especificación de encogimiento del 5%, se pueden tener resultados desde un 3% hasta un 7%.

Tonalidad

La solidez de la tonalidad se refiere a la alteración del color de la muestra o de la capacidad de transferir el color para otro tejido que no posea colorante.

La evaluación realizada también verifica si ocurrirá descolorimiento, manchas y otros problemas.

También puede ser probada para verificar la solidez al frote y pueden ser hechas pruebas secas y húmedas.

La norma brasileña NBR 10187, define solidez del color como:

la resistencia del color de los materiales textiles a los diferentes agentes, a los que pueden ser expuestos durante su fabricación y uso posterior».

El color depende mucho de las cantidades de colorantes que compondrán el color final del tejido.

Además, existen diversas variables que afectan la tonalidad, incluyendo el colorante utilizado, la procedencia de la fibra, la variación de la torsión de los hilos, la humedad durante el secado de la tela, entre otros.

Por este motivo, en el momento de verificar la tolerancia de las diferencias de los colores, no se pueden mezclar el tendido ni los lotes.

 

¿Cómo la modernización de los procesos evita la inspección de calidad deficiente?

Con maquinaria moderna es posible realizar la inspección de calidad en todas las etapas del proceso, evitando todos los problemas que podrían ocurrir y evaluando la calidad de las telas desde el momento del recibimiento.

Una ilustración haciendo la representación de un recibimiento de materia prima.
Un sistema de control de calidad claro, funcional y objetivo impactará directamente en la calidad del producto final.

Al recibir la mercadería es posible usar una Lavadora de Muestras para realizar la prueba de encogimiento y verificar su calificación conforme a las especificaciones técnicas, incluyendo gramaje, tonalidad, peso, entre otras características.

Cuando el tejido es aprobado puede pasar por la Revisadora, que genera un mapa de defectos, además de analizar el comprometimiento del área útil y hacer el análisis físico de los estándares de calidad por rollo.

El relajamiento puede ser hecho por medio de una Relajadora, que demora menos de una hora para realizar el procedimiento (el tradicional demora cerca de 24 a 48 horas). También genera datos de largo, ancho y área de corte lateral.

Finalmente, las telas pueden ser embaladas en la Empaquetadora Automática de Rollos, que reduce el consumo de plástico y deja el proceso mucho más rápido y eficiente.

Con todas las funciones de las soluciones citadas, la productividad aumenta mucho, al paso que el desperdicio y las fallas se reducen, así como los perjuicios. Por eso, las industrias que desean evitar los problemas causados por la inspección de calidad deficiente, deben invertir cuanto antes en la modernización del proceso de confección.

Si le interesó el asunto, acompañe ahora qué es lo que debe considerar al escoger nueva maquinaria para la industria.