Sep 08

La crisis provocada por el coronavirus ha dejado el flujo de caja de las empresas comprometido y la recuperación, cuando empiece, no ocurrirá con rapidez. Incluso, la retomada en América Latina será lenta, debido a la situación económica que enfrentan nuestros países, ya que se prevé que el PIB en 2020 caerá un 5,3% en la región. Es por este motivo, que las confecciones deben estar preparadas para este escenario.

Una de las formas de contener los impactos causados por las bajas ventas es la reducción interna de costos. En este momento, contener desperdicios y hacer los procesos más eficientes y lucrativos se convierte en una cuestión de supervivencia para las empresas. Para comprender mejor cómo es posible alcanzar estos objetivos, ¡descubre las 3 formas de reducir los costos en la confección que te mostraremos en este artículo!

 

Reestructuración de procesos en la post pandemia

Muchas veces los procesos internos no son revisados por un largo tiempo, lo que los vuelve obsoletos y costosos. Al hacer un análisis de todos los costos, es posible encontrar maneras de reestructurar estos procesos de manera que se vuelvan más eficientes y menos costosos.

¿Las cuentas de energía eléctrica son muy altas? ¿Y si se implantara una iluminación más económica? ¿Y los otros costos? ¿Es posible reducirlos?

Después de tener en las manos esta información y estudiar todos los gastos, elabore un plano de acción para eliminar los que no son esenciales. Usted podrá notar que es posible comprar materia prima en mayor cantidad y obtener mayores descuentos, encontrar proveedores con menores precios (sin descuidar la calidad), invertir en piezas de mayor giro y otras acciones más.

 

Artículos relacionados:

 

El fin de los cuellos de botella en los procesos productivos

¿Es posible que el problema esté en equipos antiguos que consumen mucha energía? ¡Por supuesto! E incluso la disposición de los equipos dentro de una confección puede interferir en la productividad. También puede ocurrir que algunos sectores tengan menor capacidad productiva que otros y esto cause un cuello de botella en la producción y consecuentemente perjudique los costos, ya que puede surgir la necesidad de almacenar parte de la producción.

Los cuellos de botella son los procesos, recursos, equipos y otros factores que están sobrecargados, causando lentitud en el proceso productivo. Cuando usted analiza y reestructura los procesos, como se lo aconsejamos en el paso anterior, probablemente encontrará cuellos de botellas que deben ser eliminados.

Además, es importante no basarse solamente en sus análisis. Para obtener diversos puntos de vista, reúna a su equipo y converse con los principales involucrados en las etapas productivas. Ellos conocen y conviven con diversos problemas que no siempre llegan hasta usted, la mayoría de los casos porque no se consideran quejas realmente importantes.

Escúchelos con atención y verifique lo que realmente puede modificarse.

 

 

Inversión en máquinas más eficientes

Este punto muchos van a cuestionarlo: si es necesario hacer reducción de costos en la post pandemia, ¿por qué gastar en equipos? La gran verdad es que muchos equipos nuevos pueden generar la reducción de costos muy rápidamente, al punto de pagarse en un corto periodo de tiempo generando un lucro constante.

Este es, incluso, uno de los grandes beneficios de la Industria 4.0, que ayuda a realizar procesos más eficientes. Por medio del Big Data es posible interpretar datos y tomar mejores decisiones, además, las tecnologías utilizadas permiten que los equipos tomen decisiones de forma autónoma, reduciendo, incluso, las fallas humanas.

Ya existen diversos equipos disponibles que proporcionan la reducción de los costos y el aumento de la productividad en las confecciones, como lo puede ver a continuación.

Lavadora de Muestras

Con la lavadora de muestras usted puede obtener resultados en 20 minutos (el proceso tradicional suele durar 3 horas), utilizando solamente un pequeño pedazo de tela. Con esto, es posible verificar el porcentaje de encogimiento con rapidez y facilidad.

Revisadoras

Utilizando una revisadora, usted puede evitar adquirir tejidos con defectos que puedan comprometer su productividad y aún generar desperdicios. Por medio de ella, podrá obtener datos sobre la calidad del perfil e incluso tendrá como monitorear de forma más precisa la calidad de la materia prima enviada por los proveedores.

Relajadora

En el proceso convencional, el relajamiento de tejidos demora de 24 a 48 horas. Al utilizar la relajadora, este tiempo se reduce drásticamente, además de obtener datos como las medidas estables del área útil y eliminar defectos dimensionales en las piezas cortadas.

Ascensor de Rollos

Con el ascensor de rollos se puede optimizar la alimentación de las mesas de tendido en el sector de corte y abastecer la extendedora de forma estandarizada, asegurándose de que el proceso no interferirá en la integridad del material.

Contador de cuellos

El contador de cuellos es un sistema para contar los cuellos simples y rectilíneos. Esta máquina realiza el conteo a través de la lectura de patrones de imágenes, colores e intervalo de piezas. Es eficiente, compacto e incluso cuenta con una mesa de revisión que ayuda a visualizar los posibles defectos.

Perforadora de papel

La perforadora de papel se usa para perforar el papel utilizado en el tendido/corte y permite reutilizar el papel descartado en la estampería digital (sublimación). Además de excelente calidad en la perforación del papel, también optimiza el rebobinado.

¡Ahora que ya sabe cómo reducir costos en la post pandemia, le recomendamos que entienda mejor el concepto de la Industria 4.0 y cómo impactará en un futuro no tan distante del área textil!