Problemas-en-la-confeccion

Ene 21

Gran parte de los problemas en la confección es causada por intentos inadecuados de disputar con la competencia y de ahorrar de forma equivocada. También es común identificar cuellos de botella productivos que afectan la gestión financiera y de calidad.

Entre tantos desafíos y dificultades, seleccionamos los errores y problemas más comunes en una industria textil. Vea y entienda cómo solucionarlos.

 

Materia prima de mala calidad

Muchos de los problemas en la confección ocurren incluso antes de que entremos en las líneas de producción, como es el caso de las materias primas de mala calidad. Ese es un desequilibrio que ocurre en el sector de compras y se extiende hasta la satisfacción del cliente.

Optar por escoger desde tejidos hasta materiales de acabado de calidad inferior, por ser más económicos, causa el efecto reverso, o sea: desperdicios y altos costos. Materia prima de mala calidad aumenta las pérdidas productivas, ya que son más propensas a romperse y presentar otros defectos.

Problemas na confecção

Tejidos inferiores pueden ser incómodos para los clientes e incluso afectan la durabilidad de la prenda, lo que perjudica directamente su imagen ante el mercado. Para no pasar por eso, el control de calidad debe ser palabra de orden de la industria textil.

Con el ascenso de la industria 4.0 es más fácil y rápido automatizar ese proceso, ya que todo es hecho por computadoras y software, incluso durante el recibimiento de los productos.

 

 

Variación del dólar

El dólar es considerado uno de los termómetros de la economía, siendo que sus oscilaciones y altas reflejan una peligrosa inestabilidad financiera y política. En la industria textil, eso puede generar problemas en la confección cuando se trabaja con proveedores del exterior.

Problemas na confecção

Este escenario se traduce en materias primas caras y como consecuencia una mayor dificultad para invertir en maquinaria importada para una optimización productiva. Para salir airoso en estos periodos es necesario trabajar con planificación.

Los proveedores y el mercado nacional han mejorado mucho sus productos, siendo que, actualmente ya pueden competir y suplir la demanda internacional. Entonces, siempre que sea posible busque proveedores nacionales. Además, es fundamental buscar las formas de potenciar la productividad, para que los momentos de baja no perjudiquen la demanda.

 

+¿Ya ha leído estos artículos?

 

Demanda mal calculada

Errores, tanto para más como para menos, en el cálculo de la demanda resulta en perjuicios y problemas en la confección. Esto ocurre porque los gastos crecen junto al aumento de la demanda y si usted no hace esa media basada en sus pedidos, las prendas se quedan en el stock o faltan para los clientes.

Por lo tanto, la capacidad productiva sí debe ser trabajada, sin embargo, de forma equilibrada con su demanda. Otro punto de atención es el de tener cuidado para no dar pasos mayores de lo que su capacidad le permite, o sea, aceptar pedidos que no se pueden cumplir, pues eso afecta su imagen y puede hacer con que pierda clientes importantes.

 

 

 

Baja o ausencia de productividad

La productividad es el equilibrio entre su demanda, la cantidad producida y la calidad de lo que es hecho, utilizando los menores costos posibles y en menos tiempo. Si su productividad es baja, con seguridad perderá espacio para la competencia nacional e internacional. Eso ocurre, principalmente, si usted tiene clientes que adoptan la metodología del fast fashion.

Para resolver este grave problema en la confección es necesario, además de un control de calidad eficiente, una gestión que sea orientada por datos. Esto quiere decir que las decisiones deben ser tomadas con base en informaciones y datos obtenidos por tecnologías y no suposiciones y previsiones.

Otro aspecto que no puede ser ignorado es el entrenamiento y monitoreo constante del equipo. Al fin y al cabo, de nada servirá tener las mejores máquinas y estrategias de alto desempeño si su línea productiva y sus empleados no saben cómo lidiar con las tecnologías, con las materias primas y si desperdician mucho material.

 

+¿Ya ha leído estos artículos?

 

Exceso de segunda calidad

Por la necesidad de aumentar la producción y disminuir costos y gastos para competir con la competencia, es común que las industrias opten por productos de segunda calidad. Este intento es una estrategia equivocada para reducir los precios.

Lo que ocurre es la alta identificación de productos con defectos, siendo que esto genera devoluciones y pérdida de clientes. Por tanto, una vez más, destacamos la importancia del control de calidad para que las prendas sean evaluadas y que solamente se comercialicen las que están en perfecto estado. Además de una gestión basada en datos para identificar demandas y mejores proveedores.

Como debe haberlo notado, los principales problemas en la confección deben ser resueltos con un control de calidad eficiente y bien estructurado. Ese foco gerencial debe ser acompañado de tecnologías y métodos que permitan obtener datos para lidiar con la demanda, la productividad y la competencia.

Hablando de innovaciones y tecnologías, aproveche para ver cómo el diseño de la distribuición de las máquinas puede ayudar en la eficiencia productiva.