Sep 15

¿Hasta qué punto se preocupa con la calidad de la materia prima que utiliza en su confección? A pesar de ser uno de los factores esenciales, no todas las empresas realizan el proceso de inspección correctamente, lo que genera perjuicios y reduce la productividad en la confección, el margen de lucro e, incluso, impacta en la posibilidad de crecimiento.

¡Vea ahora 3 efectos de la falta de calidad de la materia prima y descubra cómo solucionarlos!

 

Caída del rendimiento del tejido

Cada tejido que usted adquiere permite la confección de un número determinado de prendas y, cuando posee defectos, puede perjudicar esta cantidad. Por eso, es importante saber cuál es el ROI del rollo de tejido que está adquiriendo para su confección. El ROI del rollo de tejido es el Retorno Sobre la Inversión, es decir, el cálculo de cuánto la empresa ganó o perdió con la inversión que hizo en el rollo.

Pensando en ahorrar, muchas personas escogen los rollos más baratos, creyendo que tendrán un retorno mayor. El problema es que estos rollos pueden ser de baja calidad y acabar generando más costos, al demandar más tejido para la producción. Con esto, el costo beneficio no vale la pena y además existe el riesgo de acabar perdiendo parte de los tejidos en el caso que tengan manchas, agujeros y otros problemas.

 

 

Retrabajo

Otro problema de la falta de calidad de la materia prima que acaba afectando la productividad en la confección es el retrabajo. Es posible proyectar un rollo con determinadas características en el equipo y cuando llega a la etapa de la confección, las características son otras. En este caso, solo resta la posibilidad de rehacer el encaje en el sistema.

Esto genera retrabajo y, consecuentemente una pérdida de tiempo que afecta la productividad de todo el proceso.

 

¿Ya ha leído estos artículos?

 

Aumento del índice de segunda calidad

En algunas confecciones, las prendas que no están de acuerdo con el control de calidad son desechadas. Mientras que en otras, las prendas son vendidas por valores bastante inferiores al del producto común que no tiene defectos. Esta es una manera de no tener grandes perjuicios.

El problema es que la prenda de segunda calidad tiene el mismo costo de producción de las que son vendidas con valor mayor. Siendo así, a pesar de que las prendas defectuosas se vendan, no generarán mucho lucro e incluso pueden causar perjuicios.

 

 

¿Qué hacer para solucionar estos problemas?

La solución para mantener la calidad de la materia prima y evitar los problemas que citamos es el control de calidad moderno y eficiente. Es inútil realizar la revisión manual, que además de demorar es susceptible a muchos errores.

Con los equipos adecuados es posible evitar problemas con muchos procesos e incluso garantizar agilidad para aumentar la productividad. ¿Tiene dudas? Continúe leyendo y vea algunas de las soluciones:

Lavadora de tejidos: permite que, en 20 minutos, con una pequeña muestra de tejido, usted pueda identificar el porcentaje de encogimiento, alteraciones dimensionales y otros factores que pueden garantizar la calidad del material.

 

Revisadora: analiza diversas características como ancho, metros, área útil, rendimiento y gramaje. Es el fin del recogimiento durante el tendido. Podrá saber en el momento del recibimiento del producto, de manera rápida, si el tejido está de acuerdo con lo que fue informado en el momento de la compra.

 

Relajadora: el relajamiento tradicional necesita horas para realizarse. Con la relajadora, usted realiza el proceso en minutos e, incluso, logra eliminar los defectos dimensionales de las piezas cortadas. Con esto, usted consigue más agilidad y calidad para el encaje, que es hecho de modo inmediato de rollo para rollo.

 

Ahora que ya sabe cómo aumentar la productividad y evitar estos 3 problemas con la falta de calidad de la materia prima, ¡conozca también cuáles son los 5 errores en la gestión del stock en la confección!