En la imagen es posible ver maquinaria textil trabajando para mantener la productividad textil

Feb 25

Productividad textil es mantener un control de calidad desde el inicio hasta el final del proceso productivo. Este, sin dudas, es uno de los grandes desafíos de las confecciones. Este tipo de actitud de gestión es una ventaja diferencial competitiva importante.

Por esta razón, desarrollar productos con estándares de calidad constantes puede significar el éxito de los negocios de una empresa.

Sin embargo, no es nada sencillo determinar métodos de estandarización y de calidad asociados a la productividad textil.

Además de procedimientos diferentes para cada acabado, el control de calidad exige mucha coordinación de procesos y la dedicación de los colaboradores de la empresa.

Una de las barreras que debe ser eliminada es mantener una confección con productividad textil de calidad, aún en periodos con entregas muy grandes y plazos ajustados.

Es por eso que este artículo presenta algunas orientaciones para ayudar a superar algunos obstáculos.

 

Creación de estándares para confecciones

El control de calidad de cada etapa del proceso de producción, como ya fue mencionado, es lo que puede garantizar buenos resultados y aumentar la productividad textil. Incluso, durante momentos con grandes encomiendas en poco tiempo.

Es gracias a él que una confección puede identificar, por ejemplo, cuáles son las piezas no conformes y las piezas dentro del estándar determinado.

Para esto, es necesario presentar criterios de calidad bien específicos y claros para todos los colaboradores de cada sector de producción.

 

Pessoa realizando a medição de amostra de tecido com uma régua, este processo é parte do controle de qualidade que é parte fundamental da produtividade têxtil.
La estandarización de procesos es un paso importantísimo para obtener ganancias de productividad textil. Ya que a través de procesos claros, controlados y seguros es posible tener impactos reales dentro de la producción.

Las orientaciones pueden ser presentadas en manuales de producción y figuras, tanto para los colaboradores de la producción como para los responsables por el sector.

Los parámetros deben prever, incluso, márgenes de error tolerables, con un desvío de hasta 6 milímetros de una costura que debería tener la distancia de 6 centímetros, por ejemplo.

 

Usar tecnologías de automatización

Contar con un equipo capacitado es apenas uno de los pasos para que la confección alcance y preserve la productividad textil de calidad.

Actualizarse y utilizar la automatización son otros de los pasos necesarios. Tecnologías avanzadas de automatización son soluciones que ya no pueden excluirse de las industrias textiles. Al menos, de aquellas que pretenden optimizar y mejorar procesos, reducir costos y aumentar lucros.

Homem segurando um gráfico de crescimento da produtividade têxtil em uma confecção.
La automatización de procesos está intrínsecamente relacionada con la mejora de calidad de la producción, lo que genera un aumento de productividad textil que impacta positivamente el crecimiento de los negocios.

El avance de innovaciones, hoy en día, es una seguridad de que los operadores de máquina lograrán mantener una gran regularidad, entendiendo no solamente de corte, sino también de la tecnología de las maquinarias modernas.

Esta modernización presenta incluso, novedades para otros sectores de producción, como el de costura y el del propio control de calidad de la materia prima que llega a la industria textil.

 

Seleccione la mejor materia prima

Cada colección debe ser pensada considerando sus materias primas, pues eso influirá directamente en la calidad del producto final.

Es esencial que las piezas de una misma línea mantengan el mismo estándar de acabado, y que todas alcancen un determinado nivel de excelencia.

Contar con regularidad exige que la confección les imponga parámetros cualitativos a sus proveedores, comprando materia prima apenas de los que ofrecen regularidad.

En este aspecto, es importante mensurar y fiscalizar desde el tipo de hilo que será utilizado en la costura, hasta la calidad de los rollos de tejido, que incluye la partida.

Si una confección hace un pedido de tejido teñido de rojo, por ejemplo, es posible que encuentre variaciones en el tono de un rollo para otro.

Esto ocurre porque la capacidad productiva de las máquinas es variable. Entonces, cada partida podría representar 150 kilos. Siendo así, cada 150 kilos habría alteración del tono del color.

Ya sea una alteración pequeña o significativa, es importante no mezclar tejidos de partidas diferentes en una misma prenda, para evitar desvíos de calidad.

 

Sistema para evaluar la calidad final

Una vez que está lista, es indispensable que la prenda pase por etapas de verificación. Es en esta fase del proceso de producción que será evaluado si están dentro de los estándares de calidad esperados por la confección.

 

Pessoa fazendo um checklist em uma ficha técnica sobre a produtividade têxtil da fábrica de confecção.
En esta parte de la producción se realiza la separación de los productos. Los que salieron con la calidad esperada y los que son de segunda calidad, o sea, darán perjuicio. Pues estos serán comercializados con un valor inferior al planeado.

Las piezas que no atienden a los estándares necesitan ser descartadas. Solamente las que atienden a los estándares de calidad serán dobladas, planchadas y embaladas.

En este punto se nota la importancia de contar con un buen software de gestión personalizado para el sector, como ERP especializados en confecciones.

Es a través de la evaluación de datos proporcionados por máquinas inteligentes y programas de gestión eficientes, que la confección logra adaptar procesos.

Este cuidado puede llevar a la implementación de una nueva técnica, ajuste de maquinarias, orientación de colaboradores, cambio de proveedores o adquisición de nuevos equipos.

 

 

Comunicación transparente con el equipo

Todos los cambios y estandarizaciones de calidad serán ineficaces en el caso de que la administración no conduzca la comunicación con los colaboradores de forma transparente y no ofrezca un buen ambiente de trabajo.

productividad-textil-capacitacion-comunicacion
La comunicación entre los equipos involucrados en la producción es fundamental para el éxito y para mantener la productividad textil. En un momento de transición y transformación digital que vivimos dentro y fuera del sector.

Los equipos necesitan encontrar canales abiertos con los gestores y enterarse de las alteraciones y decisiones.

Es importante motivar a los empleados, ya que esto los incentiva y compromete, dejando claro que son parte de los resultados. Independientemente si son positivos o negativos.

El ambiente de trabajo agradable estimula el crecimiento y la innovación y aumenta la productividad.

Por tanto, gestores de confecciones con interés en optimizar la productividad textil deben estar siempre alertas a las oportunidades.

Es esencial que acompañen procesos, oigan opiniones, conversen con clientes y proveedores y estén atentos a las novedades del sector.

¿Las recomendaciones para mantener la productividad textil con calidad, aún en épocas de alta demanda y poco plazo le ayudaron? Entonces, lea nuestro ebook sobre «Cómo garantizar el control de calidad en la industria textil».