Nov 05

Si usted actúa en la industria textil sabe cómo su producción y calidad de los procesos son influenciados por la calidad de los materiales utilizados. Por eso, es importante conocer el concepto de la estabilidad dimensional de la tela, ya que influye en la experiencia productiva y del usuario.

Problemas de encogimiento, rasgaduras y contracción de la fibra, de las costuras y de los hilos, pueden resultar en costos adicionales e impacto negativo en su producción. Para prevenir problemas relacionados con el tejido, entienda qué es la estabilidad dimensional y cómo puede evaluarse.

 

¿Qué es la estabilidad dimensional?

La estabilidad dimensional es la capacidad de que los polímeros mantengan sus dimensiones originales bajo diversas condiciones ambientales y de fuerza. En el contexto de los tejidos, ese concepto se refiere a la alteración en el tamaño del material cuando es sometido a la fuerza de contracción o alteraciones térmicas.

Mientras mejor y mayor sea la estabilidad dimensional de un tejido, menor será su encogimiento durante el procesamiento y tratamiento. Podrá ser lavado y estirado varias veces y mantendrá su tamaño y formas originales.

En contrapartida, los tejidos con baja estabilidad pueden encogerse totalmente o presentar daños y alteraciones en sus costuras cuando son lavados, planchados o utilizados.

 

+¿Ya leyó estos artículos?

 

¿Qué genera el encogimiento de la tela?

La alteración dimensional del tejido es resultado de una producción con fallas, que pasó por acciones mecánicas, químicas o térmicas. El factor que más genera el encogimiento es la absorción de humedad en las fibras o en los hilos de los tejidos.

De modo general, mientras más apretada sea proyectada la estructura del tejido, mayor será el encogimiento del material, pues la expansión del tejido hará con que el hilo aumente de altura y largura.

Otro motivo del encogimiento es la tensión de procesamiento en el tejido. Si este factor se altera, la deformación, la tensión interna y elástica y el grado de retracción también sufrirán daños.

 

 

Todos esos factores de la alteración en la estabilidad dimensional del tejido pueden ocurrir en diferentes etapas de producción del material, como tintorería, tejeduría, desarrollo de la espesura del hilo y acabamiento, pues las fibras, principalmente aquellas sintéticas, se deforman fácilmente.

Además, es necesario considerar el tiempo de exposición del tejido. Mientras más tiempo el material sea sometido a la fuerza, vapor, humedad y otros factores, mayor será el encogimiento, que podrá hacerse irreversible.

 

¿Por qué es necesario hacer pruebas de encogimiento?

Las pruebas de encogimiento de las telas son utilizadas para mensurar la estabilidad dimensional del producto. Este proceso garantiza la calidad del material e incluso actúa como proceso de prevención en fallas en los modelos proyectados.

Al reducir fallas y rever el desarrollo de los tejidos es posible tener un mejor control sobre las alteraciones del producto e identificar las mejores maneras de almacenamiento y tratamiento de cada tipo de tejido.

 

+¿Ya leyó estos artículos?

 

¿Cuáles son los tipos de pruebas de encogimiento?

Para evaluar la estabilidad dimensional del tejido, son hechas pruebas para conocer la tasa de contracción y encogimiento al someterse a diferentes exposiciones y fuerzas.

Método de encogimiento mecánico

Prueba hecha en una lavadora de ropa para que el aparato agite la tela que está sumergida en agua, detergente y a temperatura controlada. Así es posible evaluar el grado de encogimiento simulando un lavado doméstico o industrial.

Método de contracción por inmersión

Esta técnica es realizada en tejidos que necesitan ser lavados de una manera más drástica y con más fuerza. Para eso, el material es inmerso en agua que no ultrapase 5/100000 carbonato de calcio. Posteriormente, el tejido se dobla, aún húmedo, y solamente después se seca.

Método de encogimiento de vapor

Este método “cocina” el material en vapor, ya que la estabilidad dimensional del tejido es afectada por esa variable. En secuencia, la muestra pasa por cilindros precalentados y se coloca en un local plano y liso para que se enfríe.

 

 

¿Qué pruebas son más eficientes?

Los tres métodos tienen su eficiencia comprobada, pues son basados en cálculos que evalúan los factores de encogimiento y contracción. Sin embargo, para que resultados satisfactorios sean alcanzados es necesario considerar el uso que tendrá el tejido, para que la prueba utilizada entregue el grado de estabilidad dimensional de acuerdo con la actividad a la que el material será sometido.

En este sentido, no podemos dejar de citar a la industria 4.0, que prevé no solo la automatización de la producción, sino también la construcción de una base de datos con informaciones, desde los proveedores hasta las inspecciones de calidad internas. De esta manera, será más eficiente mantener un control de los procesos productivos.

Evaluar el grado de estabilidad dimensional del tejido es factor primordial para saber si el material tendrá un buen desempeño y es adecuado para el uso. Así, podrá reducir costos con desperdicios y fallas productivas.

¿Necesita optimizar la producción y reducir los desperdicios? Descubra cómo hacerlo en nuestro artículo que enseña a evitar y reducir problemas en la producción textil.

One thought on “¿Qué es la estabilidad dimensional del tejido?”

  1. Gracias. Estoy iniciado en este ramo industrial y es fascinante en todos sus aspectos, hay tanto que aprender que no se por donde empezar. Saludos.

Los comentarios están cerrados.