Abr 07

Con la automatización de procesos, cada vez más es posible obtener optimizaciones en los servicios de las industrias textiles. Un ejemplo es la regla digital, pues a pesar de que en América Latina muchas empresas todavía utilizan el método manual (cinta métrica) para medir el ancho del rollo de tejido, ella puede solucionar diversos problemas que pueden surgir, además de proporcionar beneficios.

¿Quiere entender más sobre el tema? ¡Continúe la lectura!

 

Reducción de errores al medir los tejidos

En el proceso tradicional, el operador logra medir solo algunos puntos del tejido, además, necesita ingresar manualmente ese valor. Con la regla digital es posible leer completamente el ancho en el largo de los rollos y obtiene una precisión media de 5 milímetros.

Uno de los principales errores que pueden ser evitados es el error de paralaje. Este error suele ocurrir gracias a una observación equivocada, que es generada por un desvío óptico causado por el ángulo de visión del observador.

En la práctica, de acuerdo con el ángulo con el que el operador mira el instrumento, tendrá medidas diferentes, sacando conclusiones distintas. Con la regla digital este error es eliminado.

 

¿Ya leyó estos artículos?

 

Beneficios de la regla digital en la producción textil

Además de eliminar el error de paralaje, el sistema señala datos complejos como ancho mínimo y ancho máximo del rollo, además del ancho medio para cálculos de aprovechamiento y programación de la producción.

Con base en una tolerancia informada, la regla digital puede incluso alertar al operador si el ancho está arriba o abajo de la tolerancia, para que él tome una actitud de corrección sin perjudicar la calidad del tejido, independientemente si es de punto o no.

Además, con la medición automática del ancho, la máquina es capaz de generar datos exactos con respecto al área del tejido, gramaje medio y rendimiento medio, informaciones de extrema importancia en los procesos subsecuentes.

En el caso de la regla digital de Delta, el equipo posee un registrador gráfico que monitorea y presenta un gráfico de ancho, cuando solicitado, a lo largo del rollo. Puede ser mostrado en la pantalla o como un informe, de modo que el cliente cuenta con la variación del ancho en todo el rollo.

Incluso cuenta con un registrador electrónico (sin papel). Por medio de él, es posible guardar los valores de ancho en un pendrive o en conjunto con el sistema supervisor. Después, puede manipular la información e ingresarla en un banco de datos o imprimirla en una etiqueta.

También puede enviarlo vía serial a una computadora cercana, donde el sistema del cliente podrá recolectar esa información. O sea, proporciona mucha más agilidad, eficiencia, reducción de fallas y optimización en los procesos internos.

 

 

Aplicaciones de la Regla Digital

Es posible utilizar la regla digital en diversos equipos. En los Equipos de Delta es colocada en revisadoras, NON-Stop, estación hidro aspersor y relajadoras.

Su función de centralizador también es utilizada en la abridora, destorcedora y centralizador dogal. Finalmente, puede ser utilizada en salida de rama o solas en compactadoras, para que el operador pueda realizar el contraste del ancho.

 

 

Modernización y competitividad

La inversión en la modernización de los equipos y en la digitalización de la producción genera diversas ventajas, incluso en la competitividad. Dado que son reducidos los desperdicios y las fallas y la productividad es aumentada.

Todos esos beneficios son resultado de un control de calidad eficiente que proporciona mayores lucros, además de aumentar la sostenibilidad, proporcionar economía de energía, aumento de seguridad y diversos puntos alineados con los conceptos de la industria 4.0, una pauta importante en la actualidad.

Podemos afirmar que muchas empresas ya se están beneficiando de estas ventajas.

¿Quiere saber más sobre este tema? ¡Vea ahora mismo por qué el sector textil debe adecuarse cuanto antes a la industria 4.0!