Jul 01

Existen diferentes problemas que son comunes en la confección, como la dificultad en el control de stock, la baja productividad, la compra de materia prima de mala calidad, entre otros. Con eso, muchas empresas creen que no hay cómo garantizar la calidad en la confección textil, pero eso es un error.

En este artículo le mostraremos que no solo es posible, sino también le enseñaremos a resolverlos ¡Compruébelo!

 

Revisión de las etapas de los procesos

Pessoa fazendo a análise de matéria-prima recebida em uma fábrica de confecção têxtil.

Es importante que los procesos sean estandarizados y mapeados justamente para poder encontrar donde están los problemas e identificar cuellos de botella. Por tanto, si aún no tiene un proceso totalmente estandarizado, empiece por ahí.

Los cuellos de botella son aquellas partes en las que hay una sobrecarga que afecta la productividad y el funcionamiento de la confección como un todo. Pueden ser causados por equipos, empleados y hasta la distribución de los equipos en los espacios. Exacto, la manera como usted organiza el equipamiento dentro de la fábrica puede estar causando un cuello de botella en su producción.

Pero con la revisión de las etapas de los procesos, eso puede ser resuelto y así usted puede eliminar la restricción que está perjudicando la calidad de la confección. Muchas veces los propios procesos están desactualizados, fueron creados hace muchos años y no se renuevan o los equipos son muy antiguos, impidiendo mantener la agilidad y la dinámica que las innovaciones proporcionan.

 

Control de la entrada de insumos

Una vez que haya identificado el problema, puede buscar maneras de resolverlo. En el caso que sea la materia prima la que esté generando el desperdicio de materiales y exceso de productos de segunda calidad, el control y recibimiento de los materiales necesitar ser realizado más rigorosamente.

Para eso, ya existen máquinas que verifican el tejido y disponibilizan informaciones sobre las áreas que poseen defectos como manchas y agujeros. Con esas informaciones podrá verificar la calidad de la materia prima recibida y clasificar a los proveedores. De tal forma, que podrá entrar en contacto con ellos para resolver posibles problemas y, en último caso, cambiar de proveedor.

 

 

Automatización de procesos

La automatización de procesos también ayuda a garantizar la calidad de la confección textil. Equipos antiguos y de funcionamiento manual pueden causar fallas, ya sean por el desgaste de las piezas o por el manejo inadecuado. Por eso, la automatización puede ayudar en diversos frentes.

Es posible, por ejemplo, transformar el proceso de relajamiento de tejidos para que sea automático, por medio de una relajadora. Ese equipo reduce el tiempo para la realización del proceso e incluso puede ayudar a eliminar los defectos dimensionales en prendas cortadas, proporcionar asertividad en el encaje y mucho más.

Otro ejemplo es la lavadora de muestras. Con ella, en lugar de utilizar lavadoras de uso doméstico y de tener que usar una gran cantidad de tela, mucha agua y esperar bastante tiempo, es posible realizar el proceso con una pequeña muestra. En solo 20 minutos se puede recolectar el porcentaje de encogimiento del tejido automáticamente.

 

¿Ya ha leído estos artículos?

 

Capacitación del equipo

La industria 4.0 se está convirtiendo, cada vez más, en una necesidad. La revisión y automatización de los procesos serán tareas comunes en poco tiempo. Por eso, es importante invertir en la mano de obra, proporcionando capacitaciones y las herramientas necesarias para que puedan motivarse a realizar el trabajo con la máxima calidad.

En la capacitación, los profesionales aprenderán a utilizar las nuevas tecnologías que podrán implementarse. Además, se sentirán valorizados, aumentando la motivación y evitando los altos índices de rotación de personal.

¿Ve cómo es posible garantizar la calidad en la confección textil? Inicie los cambios internos en su empresa y note cómo podrán proporcionarle beneficios como la reducción de desperdicio, aumento de la productividad, competitividad y muchos otros.

¡Aproveche y lea también el artículo en el que hablamos cómo reducir el tiempo de la producción textil!