Ene 19

Las marcas cada vez son más presionadas a asumir papeles más conscientes en la sociedad. La sostenibilidad en la industria de la moda que ya no es ninguna novedad y pasa a ser un tema aún más comentado y exigido por los consumidores.

Pensando en esto, muchas empresas ya empezaron a adaptarse y, para eso, utilizaron la tecnología como aliada. Si quiere saber más sobre el tema y entender algunas acciones que pueden ayudarlo en el proceso de convertirse en una industria más sostenible, ¡continúe la lectura!

 

¿Cómo la tecnología puede contribuir con la sostenibilidad en la moda?

De hecho existen algunos obstáculos para ser más sostenible, como es el caso de las materias primas —las más sostenibles son precisamente las más caras—, los costos con las buenas condiciones de trabajo, el diseño y las ofertas de actividad del concepto fast fashion, entre otras.

La buena noticia es que la tecnología está ayudando, pues constantemente surgen soluciones, ahora que el combate a los impactos de la industria de la moda en el medio ambiente es una preocupación cada vez mayor.

 

Como la llamada «moda verde» ya no es vista como una tendencia pasajera, tiende a convertirse en un diferencial competitivo importante.

 

Siendo así, es necesario elaborar estrategias para la producción y diseño que reduzcan los impactos ambientales de la producción y consumo en la industria del vestuario.

También cabe resaltar la importancia de conocer la propia cadena de producción y sus métodos productivos, principalmente cuando todas las etapas de confección no están centralizadas. La subcontratación es la que más causa problemas como trabajo esclavo y trabajo infantil.

El monitoreo de los proveedores y los asociados ya puede hacerse online, siendo este, uno de los pasos para que su industria sea más sostenible. Muchos tejidos sintéticos, incluso, ya son producidos por medio de procesos más verdes, como el algodón y el poliéster.

Asimismo, pesar de que el teñido es un proceso contaminante, también puede realizarse por medio de procesos regulados, con tratamientos de residuos y otras acciones eficientes.

 

 

Innovación verde: ¿Quiénes ya están innovando y qué soluciones utilizan?

Como lo dijimos al inicio del artículo, las empresas ya están invirtiendo en soluciones tecnológicas para obtener procesos más sostenibles. Vea algunas de ellas a continuación.

Circulose® Renewcell

Renewcell logró transformar el algodón y la viscosa en una nueva materia prima para la confección, la Circulose® Renewcell. Esta pulpa se transforma en nuevas fibras por medio de la presión a través de válvulas bien pequeñas. Además de reducir la basura, las fibras Renewcell cuentan con una resistencia mayor a la tracción.

Ropa hecha por hongos y bacterias

Sí, ya existe y se produce por medio de bacterias encontradas en la kombucha, siendo transformadas en biotejido. Este hecho fue conquistado por Biotecam y los tejidos fueron llamados Texticel.

Hugo Mendes, uno de los socios, afirma que el trabajo artesanal realizado actualmente encarece el producto, pero que, cuando las marcas automaticen la producción, podrá baratearse y conquistar el mercado.

El ciclo sostenible de Tommy Hilfiger

La marca Tommy Hilfiger tiene como objetivo hacer con que sus productos formen parte de un ciclo sostenible hasta 2030. Para eso, lanzó el programa Make It Possible e inició la implementación del proyecto Tommy for Life en octubre.

Inicialmente cuenta con tres ejes: “Reloved” (hacer con que los consumidores devuelvan las prendas usadas, “Refreshed” (rehabilitar los productos devueltos) y “Remixed” (utilizar los materiales de los productos que no se pueden recuperar en la fabricación de prendas nuevas y exclusivas). Además, la marca ha lanzado diversas colecciones cápsula.

Artículos relacionados:

 

¿Cómo hacer la transición para una producción más eficiente y sostenible?

Obviamente no necesita crear un nuevo tejido revolucionario a partir de otras materias primas para ser sostenible. Es posible empezar a adaptarse de la mejor forma posible, como ya lo mostramos, principalmente por la revisión de todo el proceso, no solamente de la empresa, como también de sus proveedores.

Algunos equipos de la Industria 4.0 también pueden ayudar en la reducción del desperdicio, en la economía y, por consecuencia, en la sostenibilidad. Aquí en Delta, tenemos como ejemplo los hidro aspersores, que aplican el suavizante por medio de spray, proporcionando uniformidad en la aplicación, reducción del tiempo de set up, reducción de desperdicio de materia prima y aumento de la productividad de la rama.

 

 

También está la revisadora de tejidos, que identifica problemas en los tejidos desde el momento en el que llegan del proveedor, evitando los desperdicios causados por el descarte de las piezas. También podemos citar las lavadoras de muestras que usan mucha menos agua y energía eléctrica para determinar el encogimiento de los tejidos y la empaquetadora automática, que reduce el consumo de plástico y genera economía.

¿Aún tiene dudas sobre la sostenibilidad en la industria de la moda? ¡Vea este otro artículo y descubra por qué el futuro de la moda es sostenible!